José Méndez Farrera: En elecciones, lo único secreto, es el voto

Spread the love

Por José Méndez Farrera (*)

Para lograr un proceso electoral “limpio y transparente” como lo está exigiendo el pueblo de Venezuela, de larga tradición democrática, se necesita entre otras cosas DEPURAR el Registro Electoral (RE) de fallecidos y de inscripciones fraudulentas que rondan por la cantidad de 3.000.000 de electores.

Para esto se hace necesario realizar una NUEVA CEDULACIÓN, que constituye la base del RE. Esto sería posible si contáramos con, por lo menos, UN AÑO, para hacerlo bien.

Para estas elecciones pautadas para este año, solo podemos DEPURAR de fraudes, fallecidos y doble cedulados ese RE. Si esta condición la aceptan los nuevos Rectores, estaríamos en posibilidad de dar un “poquito” de crédito a dicha elección.

Yo no soy técnico en computación, solo poseo una amplia experiencia electoral, obtenida desde 1963, cuando participé por primera vez como Miembro de Mesa, representando al partido COPEI.

Pero soy un “Pepito preguntón” y cuando se me mete algo en mi cabeza o me da mal olor algo, lo averiguo, insisto en que se me explique hasta entenderlo, sin dejar en mi cabeza ninguna duda razonable.

Eso me llevó a concluir que el sistema electrónico de votación y la transmisión de los datos de la votación, tienen muchas “fallas” que han sido detectadas, pero también “toleradas y aceptadas” por gente de oposición.

¿La razón?: me imagino que “están metidos en el negocio” de la compra MIL MILLONARIA de los sistemas que adquiere el CNE para estos fines.

Todos estos eventos IRREGULARES, cuando se los comentaba a “expertos” electorales y técnicos del CNE, pero de oposición, me decían que eso estaba bien, que todo estaba siendo auditado por ellos también.

Les comento el caso de un Rector de Oposición (Ezequiel Zamora Conde), quien exigió su Derecho de ingresar a la Sala de Totalización Nacional el día del RRP (agosto de 2004) y no le fue permitido, aun cuando estuvo presente el Presidente del CNE, Carrasquero, tratando de convencer al Mayor de la GNB para que le diera acceso, aduciendo que él era Rector y el militar le contestó: “Presidente, NO ENTRA…!!!” y…. NO ENTRÓ. Caso parecido sucedió con la Rectora Zobella Mejías.

A través del sistema automatizado votó en el RRP, de acuerdo al CNE, el 88,7% de los electores y el resto, es decir el 11,3% lo hizo manualmente a través de boletas electorales.

Al finalizar la votación de ese día 15 de agosto del 2004, las máquinas de votación fueron conectadas para totalizar, antes de imprimir los resultados en Actas de Escrutinios, violando las normas electorales que indican lo contrario.

Esa conexión previa de las máquinas abrió la posibilidad de que estas pudiesen haber sido intervenidas desde los servidores; es decir que las actas impresas no reflejasen los verdaderos resulta­dos del evento electoral.

El promedio de conexión de las máquinas fue de 70 segundos, tiempo más que suficiente para alterar dichos resultados.

El acceso a Centros de Totalización (a todos los niveles), nunca fue permitido a representantes de la oposición, ni a observadores exter­nos imparciales.

Estas salas nunca fueron auditadas por personas o instituciones externas e indepen­dientes al CNE.

Recuerden los sorteos para determinar cuáles mesas se iban a auditar (Auditoría en Caliente) que se realizaban en la mañana, al comienzo de la votación y que, para “desocuparnos temprano”, y solo tenían como objeto saber a cuáles mesas “les podían cambiar los resultados”; y cuántos de nuestros ingenuos testigos vieron aquello como una acción de buena voluntad.

Tampoco se realizaron las auditorías a boletas y urnas. Los datos sobre los volúmenes y flujos de información entre máquinas y servidores nunca fueron hechos públicos.

Un estudio del tiempo promedio que tarda cada elector en votar (2 min y 20 seg) reveló que era prácticamente imposible que 8.600.000 electores (Cifra total publicada) hubiesen sufragado ese día del RRP.

Ese estudio indica que, para que tal can­tidad de votantes hubiese existido, se requería que las más de 19.000 máquinas de votación hubiesen estado recibiendo electores de forma continua desde las 6 am hasta las 12 de la noche, SIN PARAR, cuestión que no sucedió y que arrojó sobradas dudas sobre el verdadero número de votantes, dudas se hubiesen disipado si los cuadernos de votación, con la firma y huella de cada elector, se hubiesen hecho públicos, cosa que el CNE rechazó hacer.

Hoy, ante la posibilidad real de que esta Asamblea Nacional designe un nuevo CNE, se podrán escoger nuevos Rectores y designar nuevos Directores, pero nunca se va a poder “despedir” a todos esos técnicos que manejan ese fraudulento sistema.

RECOMENDACIONES:

  1. Si no es posible AUDITAR TODO EL SISTEMA DE VOTACIÓN, se debe sopesar la posibilidad de volver al sistema manual de votación. Esto no debe extrañar a nadie. Países cuyas elecciones son manuales: EEUU (gran parte de los 50 estados), Rusia, Japón, España, Italia, Francia, Suecia y latinos: Uruguay, México, Colombia, etc.
  2. Campaña Electoral equitativa, sin los chocantes abusos de propaganda en las cadenas, que deben ser eliminadas.
  3. Garantizar Testigos Electorales de oposición y Observadores Electorales nacionales e internacionales en cada una de las Salas de Totalización a todos los niveles y en las Mesas de Votación, así como Testigos bien formados y asistidos con buena logística.
  4. Eliminar el Captahuellas (CH). Es de fábula lo que se dice que el CH compara tu huella digital con todas las depositadas en el RE. La verdad es que solo la compara con los electores inscritos en el Cuaderno de Votación de cada mesa. Es posible y fácil detectar por quién votó alguien, sabiendo la correlación entre el orden de los electores en el CH y el de la máquina de votación. Otra función de este CH que sirvió a los oficialistas fue el de saber el flujo de votantes; si no les era favorable, posponían el cierre de las Mesas mientras buscaban sus electores para llevarlos a votar.
  5. Plan República: restringir su accionar solo al resguardo de la seguridad del personal electoral y del material de votación. Este es un Sistema CIVIL y a eso tenemos que volver, el militar no tiene AUTORIDAD en estos procesos. Se debe designar Testigos ante los militares que vigilen todos sus movimientos.
  6. Exigir al CNE que garantice el carácter público de los actos electorales, especialmente el ESCRUTINIO; el cual debe realizarse en TODAS las mesas de votación.
  7. Lograr de la Escuela de Química de la UCV la fabricación de una Tinta Indeleble que resista las 24 horas (como era antes), la más efectiva norma para evitar el doble voto. Esta tinta es posible hacerla. Fui Testigo Nacional por COPEI en 2010 en la elaboración de la misma, y solo pude concluir que esa tinta de alta calidad, que yo testifiqué, no fue la que se usó en las mesas de votación, la cual se quitaba con agua y jabón.
  8. Garantizar que se realizarán TODAS las Auditorías del proceso a todos los niveles.
  9. Que el CNE garantice a los actores del proceso que tendrán copia del Registro Electoral (RE) que se usará en las elecciones, y publicarlo con suficiente anterioridad, como se hacía antes, que se entregaba a los partidos un CD con todos los electores aptos para votar.
  10. Eliminar los COORDINADORES DE CENTRO DE VOTACIÓN, MUNICIPALES Y REGIONALES, dependientes del CNE que se atribuyen funciones de autoridad hasta en la Mesa de Votación, por encima del Presidente y los Miembros.
  11. Revisión de TODOS los Centros de Votación, a fin de actualizarlos y eliminar aquellos ubicados en sedes de organismos gubernamentales y muchos en mal estado.
  12. Prohibir la instalación de PUNTOS (de cualquier color) alrededor de los Centros de Votación.
  13. Actualizar la situación de más de 4.000.000 de electores en el extranjero (cédula y pasaporte) a fin de garantizarles su inclusión en el RE. Realizar jornadas de cedulación en los Consulados para que puedan cumplir con el derecho al voto. Habilitar TODOS los Consulados para esto y para todas las elecciones.
  14. Escoger mediante SORTEO PUBLICO efectivo a los Miembros de Mesa y reglamentar las sustituciones.
  15. Votaciones hasta las 6:00 pm con sus excepciones de Ley.
  16. Publicar el RE en la WEB del CNE con las siguientes observaciones para cada elector:
  17. a-Si tiene su huella dactilar registrada
  18. b- Publicar a quien le falten datos (Huellas, dirección, foto etc.
  19. c-Depurar de fraudulentos
  20. d-Depurar de fallecidos. Indicar QUÉ DEBE HACER un ciudadano si introduce la cédula de un familiar fallecido y que aún aparece como elector.
  21. Auditar el Archivo Venezolano de Cedulados (AVC), el de Tarjetas Decadactilares y el de Fotos, si es que aún existen.
  22. Está comprobado el carácter BIDIRECCIONAL de las máquinas de votación, lo cual les permite manipular el resultado de la votación.
  23. Colocar carteles en la entrada de los CdeV con las Normas que rigen el proceso y las listas de electores de cada Mesa.
  24. Eliminar los “Cuadernos de Votación EN BLANCO”.
  25. Eliminar el “Voto asistido” y restringirlo a los casos que contempla la Ley.
  26. Eliminar el “Porte de armas” desde ya.
  27. Declarar la “guerra” a los Colectivos violentos.
  28. Definitivamente se debe permitir que la transmisión de los resultados electorales DE CADA MESA, se haga, no solo a los Centros de Totalización Regionales y Nacionales, sino que sea PUBLICADO en la página WEB del CNE, simultáneamente a la transmisión a los Centros de Totalización, de manera que CUALQUIER ELECTOR, MIEMBRO o TESTIGO, por más retirado de Caracas que se encuentre, tenga posibilidad de comparar los resultados de su Mesa CON LO QUE SE PUBLIQUE EN ESA PÁGINA. Para lograr esto, este ciudadano solo necesita de un celular con INTERNET para ingresar a esa página web.

Comentario final:

El día 12 de noviembre de 2004, en un Taller de Alto Nivel realizado en Fuerte Tiuna y presidido por Hugo Chávez, este dijo:

“¡Nosotros hicimos muchas cosas buenas, pero si no hubiésemos hecho la cedulación, Ay Dios mío…!!, yo creo que hasta el Referendo Revocatorio lo hubiésemos perdido, porque esta gente sacó 4 millones de votos”.

Para ese proceso de cedulación, quien sacaba su cédula, era automáticamente inscrito en el RE, por lo que se estableció un récord de cedulados: anteriormente, de 250.000 anuales, pasamos a 2.000.000 en cuatro meses; con igual incidencia en el RE. También se reubicaron más de 1.100.000 electores, en su mayoría, sin el consentimiento previo del interesado. Para ese mismo período de 2004, habían 5.160.478 de electores sin dirección y más de 4.000.000 sin huella dactilar registrada.

Para colmo de males en 2005 nos negamos a votar (yo voté) y la AN pasó a ser integrada en un 100% por el chavismo que logró así, el control de TODOS los poderes públicos.

Las elecciones constituyen un elemento demasiado importante para un sistema democrático, para dejarlo en manos de la electrónica y la informática

Prof. David L. Dill

Jefe del Dpto. de Ciencias de la computación.

Universidad de Stanford – California

(*) Ex fiscal de Cedulación Adjunto CNE

Deja un comentario