El régimen lanza bombas de humo para el 21-N

Spread the love

Por Eduardo Martínez

En los últimos días, el régimen ha lanzado una ofensiva comunicacional en ayuda a sus candidatos en las elecciones regionales y locales. Más allá de la promoción en la red de hegemonía comunicacional, que el CNE se ha dado el lujo de ignorar, la estrategia seguida es lanzar bombas de humo que distraigan la atención sobre los graves problemas que afectan a los venezolanos. La intención aparente, sería cambiar los temas de discusión en la agenda pública.

En esta semana, se han anunciado dos denuncias ante organismos internacionales. La primera, se denunciará ante la Corte Penal Internacional al presidente de Colombia, Iván Duque, por presunto “exterminio de migrantes venezolanos”.

En otra parte de la ofensiva desplegada por el régimen, y en la oportunidad de las celebraciones del 12 de octubre, Nicolás Maduro envió una carta al Rey Felipe VI, en la cual consideró que es el momento de que España asuma que “fueron 300 años de colonialismo y crímenes contra la humanidad”. Por lo que espera que el Rey de España “pida perdón”.

Estas dos denuncias, y amenazas de demandas ante instancias internacionales, se ubican en el contexto de presuntas violaciones a los derechos humanos que ocurren en Venezuela por parte del régimen. Tal es el caso de la extraña muerte del preso político Raúl Baduel. Hecho que tanto la ONU como la OEA han exigido sea investigado en forma independiente. Maduro pretendería agitar por lo ocurrido hace 200 años, e ignorar lo que viene ocurriendo en los presidios militares del país.

En otro hecho de este jueves, Nicolás Maduro “instruyó” crear un sistema defensivo comunal para “fortalecer la defensa territorial del país”. Un anuncio que se realiza en los inicios de la campaña electoral.

En el acto, Maduro vistió un uniforme verde oliva con insignias militares, a la usanza del fallecido Saddan Hussein de Irak. Algo muy curioso.

No es la primera vez que el régimen hace uso del recurso de un despliegue presuntamente armado para tratar de atemorizar a los partidos de oposición y a la población en general.

De acuerdo a la alocución, a partir del 15 de octubre se militarizaría el país con la “activación de los ejercicios militares escudo bolivariano”.

Con la creación de estos focos distractivos, el 21 de noviembre -día electoral- el país estaría bajo una especie de “paraguas” de desinformación y presión. Vamos a ver si los venezolanos pisan este peine.

editor@eastwebside.com

Deja un comentario