Análisis: Un desastroso debate en Estados Unidos

Spread the love

eeuu-debate-presidencial

Quedó empañada este martes la tradición estadounidense, de un debate entre los dos candidatos presidenciales.

El presidente Donald Trump, candidato del Partido Republicano a la reelección, y el senador del Partido Demócrata Joe Biden, escenificaron el que “tal vez” haya sido el más enconado debate que se recuerde.

Entre los candidatos, estuvo el periodista de Fox News Chris Wallace, quien fue incapaz de mantener a ambos contrincantes dentro de los términos acordados previamente.

La tensión fue de tal magnitud, y las interrupciones tan constantes, que muchas voces han reclamado a las autoridades electorales que tomen medidas para evitar que vuelva a repetirse lo sucedido el martes.

Otras, han ido más allá y han abogado por cancelar el resto de debates para ahorrarles a los votantes el espectáculo.

A consecuencia de este desempeño, la Comisión de Debates Presidenciales de Estados Unidos anunció el miércoles, tras el acalorado debate protagonizado el día anterior por el republicano Donald Trump y el demócrata Joe Biden, que planea introducir cambios en las reglas para «mantener el orden» en los próximos eventos cara a cara entre ambos candidatos.

La transmisión en CNN en Español, no pudo resultar más desastrosa. Y no fue culpa de la cadena informativa.

En algunos momentos, se oía cuatros voces que intervenían simultáneamente: los dos candidatos, el moderador Wallace y el traductor, que nos daba a basto para traducir las tres intervenciones.

Más allá de lo que cada candidato alcanzó a decir, tal vez es apropiado recoger la percepción en vivo del portal de CNN en Español, que señaló que decir quién había ganado el debate era subjetivo, en tanto se podía afirmar que Trump había controlado el debate.

Aclarando que controlar, no era lo mismo que ganar.

Por otra parte, el criticado comportamiento del presidente Trump no debe extrañar a nadie. Su estilo es de irrumpir y provocar al oponente. Ha sido así desde que hace menos de una década pronunciaba su célebre voz “you are fired” en su exitoso reality show televisivo.

Por otra parte, el candidato Biden -en los momentos de mayor desencuentro- miraba directamente a la cámara y mostraba una sonrisa a lo Jimmy Carter.

En todo caso, queda la duda si el comportamiento de Biden lo califica para calzar las botas para ser el presidente de un país como EEUU. Es evidente que no supo manejar un conflicto que tenía enfrente. Después de todo, era un debate, cierto que importante, pero un debate que se realiza cada cuatro años.

En todo caso, este martes las estrategias de ambos candidatos quedaron en evidencia. Trump apostó a provocar con una actitud dirigida al día de las elecciones. Poner a pensar a los electores sobre las actitudes de Biden.

Por su parte Biden, asumió una estrategia de cortísimo plazo. Estuvo en busca de evidenciar los errores y mentiras del presidente en su gestión. Lo que de resultar, tendrían un efecto inmediato.

A un mes de las elecciones del 3 de noviembre, y luego del acontecido debate, no está claro si los dos debates acordados van a realizarse. El 15 de octubre en Miami, y el 22 de octubre en Nashville.

Redacción con información de Voz de América y CNN en Español.

Deja un comentario