Hay escasez de decisiones

No hay-Palacio-de-Miraflores

El mes de agosto terminó con el máximo de la escasez: la ausencia de políticas públicas y medidas para revertir la grave crisis económicas que golpea al país. Escasean las decisiones, para no decir que como otros tantos productos, no se consiguen. El Gobierno que preside Nicolás Maduro está paralizado ante la parálisis económica.

No hay renglón o rubro que se consiga plenamente en el país. La industria tiene meses deteniéndose ante la falta de materias primas. Al principio eran solo las importadas. Ahora, hasta los insumos nacionales no se consiguen.

En el caso de Sidor, la semana pasada anunció a sus clientes que habían colocado órdenes de compra de acero, les anunció que como están en reorganización operativa, que hasta bien entrado el año 2015 ellos estiman que no estarán produciendo acero en cualquiera de sus modalidades.

La paralización de Sidor tiene consecuencias terribles en la economía nacional. Afectará la industria de la construcción, y todas aquellas que le suministran productos como puertas, ventanas, cajetines eléctricos, transformadores, cabillas, laminas etc.

Otro tanto sucede con Alcasa, Venalum y sus filiales del aluminio. Desde febrero no despachan el aluminio que requieren las manufactureras y procesadores del metal.

En tanto, el Gobierno sigue sin anunciar las medidas que la economía requiere. Hay ahora escasez de decisiones.

Fuente: análisis de redacción

 

Deja un comentario