Francisco J. Contreras: El mito del costo político de ejecutar ajustes de política económica

Francisco J Contreras (*)

El aspecto crucial de la política económica de estabilización es la liberación de los controles de variables resultado (precios de bienes y servicios, tasas de interés, salarios, tarifas, empleo,…) y su sustitución por prácticas de regulación sujetas a evaluación previa de impacto que eviten el aprovechamiento de información privilegiada, del poder discrecional y de los incentivos económicos o morales por parte del gobierno, de sus aliados de ocasión y de cualquier otro u otros con suficiente poder para extraer rentas.

Desde los años 80 en Venezuela se difirió el ajuste necesario del precio de los combustibles porque los analistas políticos, los económicos, el gobierno y la gente consideraban que hacerlo tendría un elevado costo electoral para el gobierno de turno y político por posible estallido social. Al día de hoy los venezolanos soportan una devastación y una involución jamás vista durante los últimos 21 años, antes del 8 de abril estimamos que el transporte representaba alrededor del 10% del gasto total familiar, con un valor del combustible que promedia ahora una incidencia de 1 $ USD por litro, esa incidencia alcanza un nivel de 15,78 %, hagan los cálculos que deseen el impacto durante 15 días no será inferior a las estimaciones que mencionamos en este párrafo, estimamos que en valor a puerta de planta de esas incidencias alcanzan un nivel de 8,57% del precio final en dos semanas con ajustes acumulativos a lo largo de toda la cadena de valor durante los próximos 12 meses.

En los países de la subregión andina (Colombia, Chile, Ecuador, Perú y Venezuela) la canasta básica al mes de mayo 2020 se calculó en 257,15 $USD, a la tasa de canje implícita de intercambio del país con respecto a esos países de Bs S. 198.159,97 por $USD la canasta básica de Venezuela se sitúa en 194,35 $USD.

Un proceso de estabilización de esa naturaleza tendrá como efectos que el valor de la canasta básica (CB) de Venezuela deslice hacia la media de sus vecinos (de 194,35 $USD a 257,15 $USD) pues la amplia brecha de la distorsión de los precios de bienes no transables (incluidos los bienes y servicios públicos) se cerrará aumentando el valor de la CB.

Bajo el supuesto de que una economía liberada de la asfixia regulatoria y con una restitución de la confianza, el logro de un crecimiento económico sostenido a lo largo de cinco años, se necesitaría un apoyo financiero externo -o liberación de los recursos que posee el país congelados en el exterior- para llevar de manera continua y pausada el ingreso familiar a un nivel de cobertura de la CB de un 81% con dos salarios mínimos por grupo familiar durante 12 meses. Este escenario necesita flujo neto de divisas escalado de 12.600 millones de $USD.

Los números de este ejercicio prospectivo pueden cambiar cada día, pero bajo cualquier método ese aporte complementario siempre va a estar en alrededor del monto señalado.

(*) Profesor de Doctorado de la Faculta de Economía de la Universidad de Carabobo.

Deja un comentario