Estados Unidos borra de lista negra a empresas de Bazzoni

Spread the love

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos borró de la lista de sancionados de su Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) a dos de las compañías de un empresario italiano con presuntos vínculos a una red de venta ilícita de crudo venezolano.

La institución estadounidense notificó este miércoles que había borrado de su lista de “nacionales especialmente designados” a las compañías AMG S.A.S y Serigraphiclab del ciudadano italiano Alessandro Bazzoni, cuyo nombre también está incluido a título individual entre los sancionados de la OFAC.

El Departamento del Tesoro notificó la sanción original contra Bazonni el 19 de enero pasado, un día antes de la juramentación de Joe Biden como presidente.

Según Estados Unidos, Bazzoni tiene nexos con una red petrolera que intentaba evadir las sanciones contra el gobierno de Nicolás Maduro con la venta ilícita de crudo venezolano a través de México, en presunta sociedad con el ministro Tareck El Aissami y Alex Saab, considerado por Washington como el líder de una operación de lavado de dinero al servicio del poder ejecutivo venezolano.

El entonces secretario de Estado, Mike Pompeo, explicó que la medida buscaba “aumentar la presión sobre las entidades navieras internacionales para que se desvinculen del sector petrolero venezolano y limitar aún más las opciones del régimen ilegítimo de Maduro para vender petróleo”.

El Departamento del Tesoro describió a Bazzoni como un “facilitador clave de la red” de navieras petroleras que procuraban la venta ilícita de crudo venezolano, que conectaba a las empresas Elemento y Swissoil con la estatal PDVSA.

“Bazzoni, un ciudadano italiano, ha sido instrumental en la coordinación de la compra y venta de crudo venezolano desde PDVSA”, expuso hace dos meses Washington. Le acusó, a su vez, de haber asumido el rol de la coordinación del esquema de reventa de petróleo del país suramericano tras el arresto de Alex Saab, en junio de 2020, en Cabo Verde.

“Fue designado [en la llamada “lista negra” de la OFAC] por operar en el sector petrolero de la economía venezolana y porque ha asistido materialmente, patrocinado o provisto apoyo tecnológico, material y financiero” a PDVSA, afirmó el Departamento del Tesoro al sancionarlo junto a otros dos empresarios presuntamente integrantes de la red, Francisco D’Agostino y Philipp Vartan.

“Señales» de cambios

Dos días antes de que se anunciara su sanción, una investigación periodística realizada por los diarios El País, de España, y Armando.Info, de Venezuela, identificó a Bazzoni como el encargado de transportar crudo venezolano a puertos en Singapur, Palestina, Turquía y Malasia a través de su empresa, Swissoil Trading, una vendedora internacional de materias primas.

Los negocios de Bazzoni con PDVSA se remontan a 2017, según Armando.Info. Elemento LTD, de la que Bazzoni es el único accionista, comercializó cuatro buques cargados con crudo venezolano entre febrero y abril de ese año, indicó el medio.

Esta empresa no estuvo incluída en las enmiendas que anunció este miércoles la OFAC, es decir, que permanece sancionada.

Bazzoni, conocido por su afición al polo, se identificó hace cuatro años como socio minoritario de Petrodelta, una empresa mixta autorizada para explotar yacimientos en la Faja del Orinoco.

La modificación de las sanciones contra dos de las compañías del empresario italiano supone el segundo paso en esta dirección de la Administración Biden en cuanto a las sanciones económicas impuestas al Gobierno de Nicolás Maduro y sus aliados.

En febrero pasado, Estados Unidos autorizó “ciertas transacciones” para operaciones de puertos y aeropuertos en Venezuela. La de Bazzoni es, sin embargo, la primera decisión referida a sanciones individuales desde que el demócrata Joe Biden asumió la presidencia norteamericana, en enero.

«El balón está en Miraflores»

Cuestionado por la Voz de América sobre la posible lectura de la medida en términos de la relación entre ambos países, el Departamento de Estado de EE. UU. declinó pronunciarse. Ni la Casa Blanca ni el Departamento del Tesoro se han pronunciado por el momento.

Sin embargo, Félix Gerardo Arellano, analista e investigador de asuntos exteriores, considera que la decisión anunciada este miércoles es “coherente” con la apertura de Biden a la revisión de sus políticas si esto permite destrabar las negociaciones en el caso venezolano, donde Washington anhela una transición.

“Es coherente con la actitud y posición de la administración Biden de dar señales de disposición a los cambios, de estar trabajando activamente pero de bajo perfil con la Unión Europea” en el hallazgo de una solución pacífica y democrática a la extensa crisis política que caracteriza al país suramericano.

Desde Venezuela, Arellano considera que pasos como el conocido este miércoles deben enmarcarse en la visita inesperada a Caracas de la encargada para América Latina de la cancillería de España, Cristina Gallach, para apoyar un diálogo a favor de una “solución política a la crisis del país”, según describió el gobierno europeo.

“Era una visita no prevista en su periplo. Hubo [un pacto de] teléfono entre Madrid, Washington, Miraflores y la oposición”, remarca. A su juicio, la decisión del Departamento del Tesoro demuestra la “coordinación efectiva” entre la Unión Europea y Estados Unidos sobre Venezuela.

“Están conscientes de que hay que hacer cambios. Biden está dispuesto a hacer los cambios. Miraflores no ha dado señales muy concretas. El balón está en Miraflores”, dice, destacando que la inminente escogencia de un nuevo poder electoral en la Asamblea Nacional votada en diciembre sería un paso clave.

Fuente: VOA

Deja un comentario