Encontronazo en Comisión de Petróleo de la AN sobre nueva Ley de Hidrocarburos

La Comisión de Petróleo y Energía de la Asamblea Nacional convocó, en la última semana, una reunión de expertos para analizar el proyecto de una nueva Ley de Hidrocarburos.

La cita, que fue bajo estrictas invitaciones y realizada virtualmente por medio de video-conferencia, permitió que calificados expertos petroleros venezolanos se reunieran con parlamentarios y políticos interesados en el tema.

Según se pudo conocer extra oficialmente, en el desarrollo del encuentro afloraron diferencias sustanciales. Entre ellas, la redacción de una nueva Ley versus la Reforma de la Ley actual.

Una parte del sector político estaría de acuerdo con una reforma –apoyada por los expertos. En tanto otra parte –apoyada por Leopoldo López- se estaría esforzando para que se apruebe una nueva Ley.

La inclusión en la video-conferencia de Leopoldo López, fue otro de los puntos que habría causado gran disgusto entre los asistentes. “No tendría que haber estado. No es del sector, y tampoco es diputado”, comentó uno de los asistentes.

También fue motivo de molestia, la desproporcionada participación de integrantes de Voluntad Popular (VP). Algunos asistentes lo consideraron “una emboscada”.

Otro punto sobre el cual no habría acuerdo, es el referente en la nueva Ley a la llamada “Agencia Venezolana de Hidrocarburos”. Una figura que, si bien podría ser incluida tanto en una nueva Ley como en una Reforma a la Ley actual, no hay acuerdo sobre sus responsabilidades y competencias.

Una posición, centralista, le daría poder absoluto sobre la actividad petrolera, y dejaría en el ministro la representación ante la Opep y las decisiones propias del mercado interno.

Los más críticos, han llegado a señalar que se estaría creando con la visión centralista a un “Zar” que asignaría los campos petroleros, gas, refinerías y decidiría bajo cuales términos fiscales y contractuales: lo que determinaría el ingreso petrolero venezolano.

La otra posición, que aparentemente empieza a tener consenso, concibe la función de la agencia como un ente auxiliar, que no quitaría las competencias del ministro del ramo.

En todo caso, la Ley de Hidrocarburos ha sido y es uno de los textos legales más importantes de la República. Sobre todo, para la recuperación económica del país y de la misma industria petrolera.

Por esta razón, es necesario que exista el mayor consenso posible, sea reformada o aprobada una nueva Ley de Hidrocarburos. Por ello es necesario incorporar a estas discusiones a todos los sectores que tienen una presencia «real» en el país. En este caso, al chavismo, y también consultar la opinión de la Fuerza Armada Nacional.

Tanto los expertos como los políticos deben entender, que el petróleo es para el beneficio de los venezolanos. Y que no es un instrumento para el financiamiento de proyectos políticos  personales nacionales o internacionales. Y mucho menos, para el beneficio y usufructo de unos pocos.

A continuación, reproducimos el trabajo publicado el 26 de mayo en Pertrogui@ sobre este encuentro virtual:

Versión de Petroguí@

Cinco horas – desde las 9 a.m. hasta pasada las 2 p.m. –se tomó la reunión que convocó la Comisión de Petróleo y Energía de la Asamblea Nacional con expertos para discutir sobre el proyecto de la nueva ley de hidrocarburos en Venezuela y la reforma de la legislación vigente,  que forman parte de la agenda de ese cuerpo del Poder Legislativo; y en la discusión –si bien hay consenso sobre la necesidad de cambios- se hicieron advertencias sobre los riesgos de irse por un cambio total del actual régimen legal.
Uno de los aspectos en los que hubo coincidencia por parte de los representantes de los gremios vinculados al sector –Cámara Petrolera de Venezuela (CPV), Asociación Venezolana de Hidrocarburos (AVHI y Asociación Venezolana de Procesadores de Gas (AVPG) –fue en que se requiere «mucho más tiempo» discutir y aprobar una nueva ley y montar una estructura institucional como la que se plantea con la figura de un órgano regulador como la agencia venezolana de hidrocarburos, que emula la experiencia de Brasil y Colombia. Se habló en el mejor de los casos de un año y hasta de dos años.
“Es preferible un buen consenso que una buena ley”, dijo el economista Francisco Monaldi, quien si bien apoya la nueva legislación y de hecho formó parte de los expertos que colaboraron con este proyecto, hizo observaciones fiscales y sobre la importancia que una legislación tenga apoyo.
Los presidentes de la CPV, Reinaldo Quintero, y de la AVPG, Miguel Rivero, consideran que urge reactivar la producción de petróleo y de gas natural. El primero es del criterio de una reforma de la ley actual, mientras que el segundo sostiene que la Ley Orgánica de Hidrocarburos Gaseosos es idónea y más bien se inclina par una mayor claridad sobre la fijación de las tarifas del gas y eventualmente también una modificación legal.
Ambos, junto a Cristina Tovar, directora ejecutiva de la AVHI, señalaron que ninguna empresa extrajera invertirá mientras se discuta la nueva ley a la espera del marco legal definitivo. Además se señaló que “no necesariamente una socia de PDVSA en empresas mixtas, a las primeras de cambio político o legal, estaría interesada en ampliar su participación a la que tiente actualmente o migrar al esquema previsto en el proyecto de ley”.
Un aspecto que también se expuso fue el político, hecho por la consultora en materia de energía, Patricia Ventura,  de la firma IPD Latinamerica, quien advirtió que avanzar en una legislación sin consenso podría generar mayor inestabilidad política.
Justamente en materia de consenso y estabilidad jurídica no faltó las referencias a la Ley Orgánica de Hidrocarburos de 1943, que se aprobó durante el gobierno de Isaías Medina Angarita, la cual tuvo una vigencia de 58 años, se mantuvo entre regímenes dictatoriales y democráticos; y durante la gestión de 14 presidentes o jefes de juntas de gobierno.

La agencia y la ronda 0

La convocatoria hecha por el presidente de la Comisión de Petróleo y Energía, Elías Matta, se hizo bajo la idea de conversatorio titulado “Visión sobre Legislación de los Hidrocarburos en Venezuela”. Se realizó de manera virtual a través de la aplicación Zoom y se lograron reunir 36 personas.
La invitación no era abierta al público ni a representantes de los medios de comunicación, pero en la lista sí se incluyó a ex titular del extinto Ministerio de Minas e Hidrocarburos y ex presidentes de PDVSA previos a 1999, como es de esperarse después de 20 años de revolución bolivariana no todos los ex funcionarios de los años previos están vivos.
Un punto de encuentro en las exposiciones de estos ex funcionarios fue referirse a la materia institucional y en tal sentido, la idea de crear la agencia venezolana de hidrocarburos, desde el inicio de la discusión, generó objeciones. Partieron del propio ex presidente de PDVSA, Luis Giusti, quien advirtió sobre el hecho de que esa nueva organización tiene más competencias y en cierto sentido poder con respecto al ministerio. “La agencia debe ser custodio de las áreas, ejecutor de las subastas y subordinada al ministerio”, indicó.
El ex ministro de Energía y Minas y también ex presidente de PDVSA, Humberto Calderón Berti, si bien respalda el texto del proyecto de ley, consideró que la figura de la agencia debe concebirse como un ente auxiliar.
Por el contrario, uno de los que justifica la ley y la creación de la agencia es el presidente de la junta de administración ad hoc de PDVSA, Luis Pacheco, el ingeniero experto en hidrocarburos, Gustavo Baquero, quien participó en la redacción del proyecto de ley; el ex director de la estatal, José Toro Hardy; así como los ex gerentes de la empresa, Horacio Medina y Juan Fernández, quienes fueron los líderes del paro petrolero de 2002 y 2003; y el dirigente sindical Iván Freites.
El ex viceministro de Hidrocarburos, Evanan Romero, por su parte hizo observaciones a realizar una “Ronda 0” de licitaciones, que propone el proyecto, partiendo de que no se tendría el tiempo para evaluar la condición de los campos y adjudicar los yacimientos; además que señaló que la experiencia de esta primera adjudicación  o “Ronda 0” en Colombia o México no arrojó los resultados exitosos que se esperaban.

Regalía y fiscalidad

El proyecto de la nueva ley de hidrocarburos de Venezuela propone una tasa de regalía de 16% 2/3 (16,66%), que se considera como “la regalía histórica” porque fue la que se estableció en la legislación de 1943 que estuvo vigente hasta 2001, pero en este caso se establece un régimen flexible para reducir hasta 5%.
Esta propuesta difiere del régimen actual que plantea un rango de la regalía entre 20% y 30%, y el proyecto de reforma legal, que también se discute en la Asamblea Nacional, no elimina este esquema pero sí flexibiliza la tasa que se pudiera cobrar.
Al respecto, el economista Orlando Ochoa advirtió que «una drástica reducción de la regalía generaría un impacto negativo en las cuentas fiscales” y adicionalmente eso podría complicar las negociaciones con los organismos multilaterales al momento que se gestione financiamiento. Una posición similar manifestaron los economistas Francisco Monaldi y Luis Oliveros.
También Ochoa hizo una exposición sobre los escenarios de recaudación con distintas tasas de regalía y su impactos sobre las finanzas públicas del país y se mostró partidario a impulsar un consenso para una reforma a la ley actual. También Oliveros se inclinó por esta posición y señaló que el problema con la legislación vigente es su incumplimiento.
Por el lado de los defensores del proyecto, se recordó que Venezuela figura como el país con mayor government take –por encima de 90%- debido a la presión fiscal que no solo está referida a impuestos sino a contribuciones especiales que se han establecido en los últimos 10 años.
La representante legal de la AVHI señaló que el governmente take no solo es regalía, sino “impuestos sombras”, tributos que se han establecido por alzas en los precios del crudo, retrasos en la devolución del IVA por la importación de bienes de capital, y cargas impositivas de las alcaldías por concepto de patente de industria y comercio.
Hubo una parte en la discusión que el diputado José Guerra (Primero Justicia) objetó la reducción de la tasa de regalía que propone el proyecto, posición que fue objetada por el parlamentario Luis Stefannelli (Voluntad  Popular) quien estuvo a cargo de introducir formalmente este proyecto ante la Comisión de Petróleo.

Ventana de oportunidades

A los asistentes sorprendió que en la reunión de expertos petroleros se contara con la presencia del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, pero sobre todo cuando entró a la conferencia virtual por Zoom el dirigente de Voluntad Popular, Leopoldo López, quien se encuentra bajo resguardo en la residencia del embajador de España en Caracas desde el 30 de abril del año pasado.
Guaidó se remitió a saludar a los asistentes y resaltó la importancia de la discusión mientras que López si intervino en dos oportunidades insistiendo en la importancia de la propuesta legal, habló de la “ventana de oportunidades” que tiene Venezuela en el contexto petrolero mundial y que según dijo “se ampliarían si se aprueba este proyecto”.
Un tema sobre el cual también hay ciertas diferencias es el referido al futuro que pueda tener Petróleos de Venezuela (PDVSA). Para algunos depende de lo que arroje una auditoría de la empresa, para otros debe ser un competidor más sin las funciones de regulación que actualmente tiene a través de la filial Corporación Venezolana de Petróleo. Al respecto, López dijo: “Para la Venezuela que viene PDVSA no está apta”.

Publicado el 26 de mayo en:

http://www.petroguia.com/pet/noticias/petróleo/expertos-advierten-que-se-requiere-mucho-más-tiempo-y-consenso-para-una-nueva-ley

Fuente: Redacción

Deja un comentario