Crónica: Occidente refuerza su apoyo militar a Ucrania

Spread the love

Estados Unidos y sus aliados señalaron el martes que se están moviendo aún más rápido y con más fuerza para apoyar a las fuerzas ucranianas contra la invasión de Rusia, que ya lleva dos meses.

Al principio, Estados Unidos «necesitó semanas» para movilizar equipo militar y municiones a Ucrania, reconoció el secretario de Estado, Antony Blinken, al Comité de Relaciones Exteriores del Senado, pero ahora a menudo está enviando nuevo armamento a los ucranianos en un plazo de tres días. (se incluyen videos)

Alemania informó el martes que enviaría por primera vez armas pesadas a Ucrania, comenzando con un envío de 50 sistemas antiaéreos, según Bloomberg.

Medios europeos consignaron que la ministra de defensa germana, Christine Lambrecht, anunció el refuerzo en ayuda militar a Ucrania incluso antes de que los aliados mantuvieran conversaciones sobre el asunto organizadas por el Pentágono.

“Si Ucrania necesita con urgencia sistemas antiaéreos, Alemania está preparada para darle apoyo”, dijo la titular de Defensa a medios europeos. A Berlín la guerra en el vecino país le sorprendió con un ejecutivo recién nombrado que mostraba algunas discrepancias de enfoque.

Alemania también ha dicho que se abre a la posibilidad de que los militares ucranianos reciban entrenamiento en la potencia europea para capacitarse en las técnicas de artillería y optimizar recursos como el Panzerhaubitze 2000, una pieza de la armamentística germana que Holanda o Países Bajos ha comenzado a enviar al frente de batalla.

Estos tanques están considerados como la más pesada pieza de guerra entregada por el bloque de países aliados a Kiev hasta la fecha.

El secretario Blinken dijo al Senado que durante su visita a Kiev junto al secretario de defensa Lloyd Austin, el fin de semana, en las reuniones bilaterales con el presidente Volodymyr Zelenskyy quedó claro que «estamos en gran medida en sintonía en lo que ellos dicen que necesitan y lo que nosotros creemos que podemos suministrarles».

A la «velocidad de la guerra»

El secretario Austin, reunido este martes en una base aérea estadounidense en Alemania con funcionarios de 40 países de la OTAN y otras naciones, dijo que el presidente ruso, Vladimir Putin, «nunca imaginó que el mundo entero se uniría detrás de Ucrania tan rápidamente».

«Estamos viendo más apoyo cada día» para combatir la invasión rusa, dijo el martes. «No tenemos tiempo que perder. Tenemos que movernos a la velocidad de la guerra».

El titular de Defensa anunció también que los aliados que apoyan a Ucrania se reunirían mensualmente para coordinar más ayuda. Al abrir las conversaciones, dijo que el objetivo era «ayudar a Ucrania a ganar la lucha contra la invasión injusta de Rusia y ayudar a construir Ucrania para los desafíos del mañana».

Austin reprendió al ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, por sugerir que la guerra en Ucrania podría convertirse en un conflicto nuclear entre Rusia y Occidente.

«Ciertamente haremos todo lo que esté a nuestro alcance (…) para asegurarse de que no se salga de control», dijo Austin. «Nadie quiere ver una guerra nuclear. Nadie puede ganarla (…) Es inútil y peligroso hacer sonar los sables».

Guterres apuesta por un cese al fuego

El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, estuvo en Moscú el martes para reunirse con el presidente ruso, Vladimir Putin, y con Lavrov para intentar negociar un alto el fuego, incluso cuando Rusia lanzó nuevos ataques contra el este y el sur de Ucrania.

Al comienzo de su reunión con el canciller Lavrov, Guterres dijo: «Estamos extremadamente interesados en encontrar formas de crear las condiciones para un diálogo efectivo, crear las condiciones para un alto al fuego lo antes posible, crear las condiciones para una solución pacífica».

El jefe en la ONU dijo que si bien Rusia y las Naciones Unidas tienen «diferentes interpretaciones de lo que está sucediendo en Ucrania», todavía existe la posibilidad de una conversación seria sobre trabajar para minimizar el sufrimiento y «poner fin a la guerra lo antes posible».

Lavrov dio la bienvenida al deseo de diálogo de Guterres y la ONU, al tiempo que acusó a los gobiernos occidentales de burlarse de los principios del multilateralismo y de emprender un enfoque unilateral hacia el mundo.

El canciller dijo que los «objetivos de Rusia son principalmente proteger a la población civil y aquí estamos listos para cooperar con nuestros colegas de la ONU para aliviar la difícil situación de la población civil».

Pero los funcionarios ucranianos dicen que el intento de creación de corredores humanitarios para permitir que los civiles escapen de la devastación de la ciudad portuaria de Mariúpol ha sido bloqueado repetidamente por las fuerzas rusas.

El diplomático ruso dijo que él y Guterres también discutirían «la situación alrededor de Ucrania que actúa como catalizador de una gran cantidad de problemas, que se habían acumulado en las últimas décadas en la región euroatlántica».

Mientras tanto, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, instó a Putin a aceptar conversaciones directas con el líder ucraniano, Volodymyr Zelenskyy. Turquía, que comparte una frontera marítima con Rusia y Ucrania, ha intentado, hasta ahora sin éxito, negociar un acuerdo para poner fin a los combates.

El secretario de Defensa de EEUU, Lloyd Austin, dijo este martes que «la invasión de Rusia es indefendible y también lo son las atrocidades rusas (…) Todos partimos hoy de una posición de claridad moral. Rusia está librando una guerra de elección para satisfacer las ambiciones de un hombre. Ucrania está librando una guerra de necesidad para defender su democracia, su soberanía y sus ciudadanos».

Fuente: VOA  con informaciones de The Associated Press, Reuters y Agence France-Presse.

Deja un comentario