Análisis: Una victoria pírrica

Spread the love

Análisis de analitica.com

Pueden cantar victoria por haber ganado 20 gobernaciones, pero ese canto no engaña a su cada vez menor número de seguidores. Y otro gallo hubiera cantado con una oposición unida, presentando candidatos únicos para cada estado, aunque allí hay muchos matices. La totalización de los votos a nivel nacional muestran que las “oposiciones” superan al PSUV por casi 10%. Sin embargo, no todas las oposiciones lo son, ya que algunas de ellas tienen más de un cable cruzado con el régimen.

A nivel municipal hay un aumento significativo de alcaldías que pueden «formalmente” atribuirse a la oposición, ya que de 25 que tenían subieron a 117. Habrá que esperar conocer a cada uno de los alcaldes nuevos, para saber si son de verdad opositores, o tienen algún tipo de vinculación particular con los maduristas.

En todo caso lo más importante no es la distribución de cargos, sino el sentir de un pueblo que, en un 60%, prefirió no participar en una farsa electoral que no será reconocida por la comunidad internacional democrática y que cada día cree menos en políticos que no resuelven y que prometen, pero no cumplen.

Lo importante del 21 es que se abre un nuevo espacio político para aquellos que quieren un verdadero cambio para el país. Un cambio que acabe con la miseria, la destrucción, la incapacidad y la corrupción y sea capaz de reconstruir y de estimular las inversiones necesarias para que las condiciones de vida de los venezolanos sean dignas y libres.

(*) Emilio Figueredo, Editor analitica.com

Deja un comentario