Análisis: Cae drásticamente la producción de alimentos

Spread the love

Nicolás Espinoza, productor y experto en temas agro-industriales, afirmó que han caído drásticamente los niveles de producción del sector alimentos.

Espinoza, de visita en la redacción de www.eastwebside.com, aclaró que “las cifras de producción y consumo de los principales rubros – hasta el 31 de diciembre del 2019- son los siguientes:

1) Maíz blanco. Consumo: 1.600.000 toneladas métricas, en todo el año 2019. Y la producción nacional en el año fue de 105.000 toneladas métricas.

2) Maíz amarillo. Consumo: 2.000.000 de toneladas métricas. Producción nacional del año 2019 fue de 40.000 toneladas métricas.

3) Caña de azúcar. Consumo: 15.000.000 de toneladas métricas. Producción nacional 2019 fue de 2.700.000 toneladas métricas.

4) Cebolla. Consumo 2019: 350.000 toneladas métricas. Producción nacional del año 35.000 toneladas métricas.

5) Tomate. Consumo 2019: 380.000 mil toneladas métricas. Producción nacional 45.000 mil toneladas métricas.

6) Carne de ganado bovino. Consumo 2019: 576.000 toneladas métricas. Producción nacional 225.000 mil toneladas métricas.

7) Carne de pollo. Consumo 2019: 1.200.000 toneladas métricas. Producción nacional: 360.000 mil toneladas métricas.

8) Carne de cerdo. Consumo 2019: 210.000 mil toneladas métricas. Producción nacional: 40.000 mil toneladas métricas.

9) Leche en polvo. Consumo 2019: 270.000 mil toneladas métricas. Producción nacional: 18.900 toneladas métricas.

10) Huevos. Consumo 2019: 256.000 toneladas métricas. Producción nacional 108.000 toneladas métricas.

“Como se puede ver, el déficit de algunos rubros esta en 80% y otros en 90%. Sin embargo, en el primer trimestre del año 2020 esta situación ha empeorado”, afirmó Espinoza.

Impacto de la escasez de combustibles

Explicó el experto, que el aumento del déficit es debido al problema generado por la escasez de combustibles, por tres factores:

1) No hay combustibles para transportar los alimentos desde los centros de producción;

2) No hay gasoil para los tractores; y,

3) No hay gasolina para los aviones de fumigación.

Asimismo, el también productor advirtió que las siembras de los ciclos, iniciados en octubre del 2019 y abril del 2020, se han estado perdiendo por la falta de fumigación. “Las plagas las están consumiendo”, afirmó.

Nicolás Espinoza llama la atención de que el ciclo de siembra cerealero más importante del año en Venezuela, llamado técnicamente “el ciclo invierno-norte” y que comienza en abril, se vio afectado por la falta de semillas, fertilizantes, abonos y la ausencia de tractores.

Tal es el caso del estado Portuguesa, que produce el 50% de abastecimiento nacional de lo cereales. “Este año ya ese ciclo de siembra se perdió”, aseguró.

“En el resto de los estados, cuyo proceso de siembra debió haber comenzado en el mes de mayo, están en la misma situación de Portuguesa”.

Explicó Espinoza, que esta operación de siembra, debe aprovechar “el ciclo de lluvia”. Siendo en este período de lluvia, cuando se produce el 90% de la producción de maíz, arroz y sorgo.

La carnes y los quesos

En referencia a la producción de la carnes bovina, Nicolás Espinoza relató que el presidente de la Asociación de Ganaderos acaba de reportar, que entre el primero de abril al quince de abril, “la matanza de ganado cayó un 50% más”. Estimándose que para el 30 de abril haya caído un 70%.

Igualmente, Espinoza señaló que el presidente de Aniqueso, la asociación de productores que surten el queso en el país, reportó que la elaboración de queso había caído en un 80%, “solo” en la primera quincena de abril. “Porque ya no hay combustibles para sacar la leche de las fincas”.

Futuro incierto

Para los sectores agro productores, el futuro es incierto, nos relata Espinoza.

Por una parte, el Estado no está en capacidad de financiar a los disminuidos sectores productores de alimentos.

Por otra parte, tampoco el Estado “no está en capacidad financiera para abrir una importación de alimentos”.

Proviniendo esta incertidumbre empresarial, del innegable situación de colapso de la industria petrolera nacional, la principal fuente de ingresos del Estado.

No es secreto –dijo Espinoza- que es devastador, tanto la caída de los precios del crudo venezolano, como de los niveles de producción de Pdvsa que están por debajo de los 650 mil barriles de diarios.

¿Cuál es la solución?

Para Nicolás Espinoza, la única solución viable sería “la ayuda humanitaria”, en la etapa post-pandemia.

“Los países que pudieran vendernos alimentos en estos momentos, no reconocen a Maduro como jefe de estado”, advirtió.

Fuente: Redacción

Deja un comentario