Tenaza de precios y salarios tritura a los venezolanos

Spread the love

Por Eduardo Martínez

Expertos y gente común se equivocan al señalar los precios como el principal factor que lleva a la miseria a los venezolanos. Eso es un error de apreciación. Aunque es imposible negar el fatídico impacto, que tiene sobre los ciudadanos, los continuos aumentos de precios.

Con un salario mínimo de UN dólar al mes, y una canasta básica familiar que ronda los 300 dólares mensuales, es imposible sobrevivir. Aunque hay que advertir que eso es este mes, porque el próximo mes los productos básicos costarán alrededor de un 50% más, según señalan las estimaciones del costo de la vida. Y por supuesto, si es que el dólar se mantiene igual como viene sucediendo en los últimos días. Si se reactiva la devaluación diaria, el salario mínimo será más bajo de un dólar.

El problema es entonces el salario que cobran los venezolanos cada mes. Con un dólar no se puede pagar los 300 dólares de la canasta mensual. ¿Cómo se soluciona este problema? Eso es bastante difícil dada la magnitud de la diferencia.

Sin embargo, lo que leemos en la prensa y oímos en las declaraciones de los dirigentes gubernamentales es siempre sobre los precios.

En este contexto, debemos señalar que los precios siempre son consecuencia de dos factores: los costos y las aspiraciones de ganancia de los comerciantes.

El gobierno, tradicionalmente en los últimos años, se ha dedicado a combatir al comercio: impone multas y sanciones, impone los márgenes de ganancia y realiza fiscalizaciones, más con el fin de hacer ver que hace algo, que el atacar el fondo del problema.

El problema, y no hay otro, es que el venezolano tiene un salario miserable. La combinación de los altos precios, y los bajos salarios, es una tenaza que tritura a los venezolanos. Es una obligación ajustarlo a la realidad económica.

editor@eastwebside.com

Deja un comentario