Sanciones a Irán llegan hasta Venezuela

Catherine Ashton, Alta Representante de la Unión Europea (UE) para Política Exterior y Seguridad Común

Un paquete de medidas restrictivas en contra de sectores iraníes, tales como el comercio, servicios financieros, energía y transporte, y ciertas individualidades y empresas (prohibición de otorgar visas y congelamiento de activos) fue adoptado el 26 de julio por el Consejo de Política Exterior de la Unión Europea-UE. Al mismo tiempo, el Consejo llamó a Irán a acordar una fecha concreta para establecer conversaciones con Catherine Ashton, Alta Representante de la Unión Europea para Política Exterior y Seguridad Común, y los seis países, para reconstruir confianza internacional en la naturaleza civil de programa nuclear de Irán.

Las medidas, de obligatorio cumplimiento para todos los países de la Unión,  serán particularmente aplicadas a los bancos iraníes, el Cuerpo de Guardia Revolucionaria Islámicas y las Líneas Navieras de Irán (IRISL).

Si bien, la resolución del Consejo no menciona inicialmente al Banco Internacional de Desarrollo, filial del Export Development Bank de Irán con sede en Caracas, los diarios europeos lo incluyen en las notas de prensa.

Las sanciones

Adicionalmente, los estados miembros tomarán “las medidas necesarias para evitar» el acceso a los aeropuertos comunitarios de mercancías procedentes de Irán, salvo los vuelos mixtos de pasajeros y carga; la prestación de servicios de ingeniería o mantenimiento de aviones iraníes por parte de nacionales de la UE si existen «motivos razonables» para creer que transportan artículos cuya exportación está prohibida por Naciones Unidas.

También las sanciones alcanzan a los servicios financieros. Se prohíbe la prestación de seguro o reaseguro al Gobierno de Irán, así como a empresas y empleados estatales. Tampoco se podrán vender o comprar títulos públicos o con garantía pública con respecto al gobierno iraní, al Banco Central de Irán o a bancos nacionales.

No se podrán abrir nuevas delegaciones, filiales u oficinas de representación de bancos iraníes en territorio de la UE, ni se podrían crear nuevas empresas mixtas.

Las sanciones europeas incluyen al sector energía. No se podrán invertir, vender, suministrar o trasladar a Irán equipos y tecnología que pudieran emplearse en sectores clave de la industria petrolera y de gas natural.

Igualmente, los 27 países de la Unión Europea acatarán la decisión de la ONU de inspeccionar a todos los cargueros procedentes de Irán y con destino a este país, incluso en alta mar,  cuando haya sospechas de que transportan artículos prohibidos por su vinculación al programa nuclear.

El Banco Internacional de Desarrollo-BID

Este banco con sede en Caracas, operando bajo las regulaciones y leyes bancarias venezolanas, es una filial autónoma del Banco de Desarrollo de Exportación de Irán (Banco Toseye Saderat Iran-EDBI). Su sede oficial, y aparentemente única oficina, funciona en el piso 8 de un edificio de oficinas ubicado en la avenida Francisco de Miranda, cerca del cruce con la avenida principal del Country Club en Chacaíto.

Señala su portal en Internet, que el BID comenzó a operar a partir del año 2006, logrando su licencia el 17 de septiembre del 2007. La operación bancaria, propiamente dicha, habría comenzado el 2 de enero de 2008.

El Banco, de acuerdo a las licencias obtenidas en Venezuela, puede proporcionar servicios bancarios al público bajo la licencia de Banco Universal según las normas y regulaciones de la banca venezolana.

Inicialmente, el  Dr. Tahmasb Mazaheri (quien ejercía previamente el cargo de Gerente General de EDBI), tuvo a su cargo la obtención de todas las licencias requeridas. Desde enero del 2008, el Sr. Kourosh Parvizian ocupa la presidencia del BID.

La oferta de servicios del banco iraní incluye apertura y operación de cuentas corrientes, cuentas de ahorro, banca electrónica, incluyendo tarjetas de débitos y crédito, depósitos a plazo fijo, créditos a corto y largo plazo, líneas de crédito, microcréditos para Pymes de menos de 10 empleados y ventas anuales de hasta 9.000 unidades tributarias, créditos agropecuarios, descuento de giros, arrendamiento financiero, créditos hipotecarios, créditos al turismo, créditos para adquisición de vehículos, créditos de manufactura, cartas de crédito, garantías Bancarias, y transferencias internacionales (con autorización de CADIVI).

El 22 de octubre del 2008, el Departamento del Tesoro de los EEUU, ya había aplicado sanciones en contra del Banco Internacional de Desarrollo y su casa matriz en Irán, por sus servicios para los militares iraníes en cuanto los servicios financieros prestados al Ministerio de Defensa y a la Agencia de Logística de las Fuerzas Armadas, en operaciones relacionadas con la fabricación de misiles balísticos.

Fuente: UE, BID

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *