Reinstitucionalización: Una oportunidad para “la honestidad”

Spread the love

Por Eduardo Martínez

Un amigo me comentó brevemente sus reflexiones a propósito de la lectura de la propuesta de Román Duque Corredor, sobre la reinstitucionalización del país a través de un nuevo sistema de justicia. Preguntó de dónde íbamos a sacar jueces honestos. Es una apreciación que se puede considerar pesimista. Aunque no es una mentira el grado de corrupción judicial.

Encuentro una cita bíblica que nos puede guiar al abordar este complejo tema de la honestidad.

Hay una frase que se le da una interpretación casi única: “Muchos son los llamados, y pocos los escogidos”. Su lectura nos lleva a pensar, inmediatamente, que ese alguien a quien se llama, no viene. Sin embargo, al ahondar en la frase y su significado, encontraremos que debemos preguntarnos “para qué” es el llamado.

Bueno, en cuanto a nuestro deteriorado sistema de justicia –que debe ser reemplazado en cuanto a leyes, procederes y personas- el llamado no es otro que: a la honestidad.

Un llamado a la rectitud, a la perseverancia, a la moralidad, a la interpretación de los instrumentos legales y a la aplicación de esos instrumentos, más allá –en lo posible- a razones o intereses personales de los funcionarios judiciales.

Otro aspecto del abordaje al problema de la justicia en Venezuela, es tener presente que no se puede designar un juez y dejarlo “desnudo” de nuevos instrumentos en medio de las frías salas de los tribunales y dependencias. Se hace necesario dotarlo de nuevas leyes, procedimientos y diversos instrumentos, legales y científicos, que le permitan poner en práctica su honestidad. Y necesariamente, con redacción clara, sin ambigüedades y un articulado –con sus incisos, numerales y literales- estrictamente cortos.

También, hay que ponerse del otro lado del problema. Se requiere que, al igual de dar oportunidad al juez y funcionariado de proceder en justicia y honestidad, se debe también prever la posición de los sometidos a la justicia.

La justicia no puede dejar de lado la redención de los que regresan a la vida fuera de las cárceles y sanciones. Para ello se requiere que puedan incorporarse a la sociedad, y tener las oportunidades para vivir una vida en honestidad.

Estoy convencido, que con un llamado a la honestidad podremos avanzar en la reinstitucionalización de la justicia, y a través de esa vía, de Venezuela.

editor@eastwebside.com

Román Duque Corredor: Reinstitucionalización a través de un nuevo sistema de justicia

Deja un comentario