¿Qué pasa con los precios del petróleo?

Spread the love

Por Eduardo Martínez

Han subido los precios del petróleo en el último mes, producto -según los expertos- de la invasión de Ucrania por parte de Rusia. Eso es un factor cierto, que no encierra toda la realidad sino una parte de ella. Ucrania no es un país petrolero. Rusia en cambio es uno de los mayores productores y exportadores, tanto de petróleo como de gas.

Se hace necesario acotar que cada vez que estalla un conflicto bélico en el mundo, de significativo tamaño, hay tres materias primas cuyos precios se disparan: petróleo, el gas, y el oro.

El oro, un metal precioso y robusto, sube por efecto de que las divisas (dólar, euro, libra, etc) pueden fluctuar como consecuencia del conflicto. En tanto el oro, sujeto a una brusca demanda, es un refugio de los inversionistas que tratan de preservar su patrimonio.

Con el petróleo y el gas el aumento de los precios ocurre por vía de otros factores: es la materia prima que mantiene en movimiento el aparato belíco, y adicionalmente casi todos los países desarrollados tienen déficit de producción de hidrocarburos, o no lo tienen.

En el caso de Europa Occidental (países de la Unión Europea) hay en esta ocasión un factor adicional, porque dependen del petróleo y gas que les viene de Rusia en un alto porcentaje. Tal es el caso de Alemania, la principal economía de Europa, que depende del petróleo y gas ruso en  cerca del 40%.

Por estas razones, entre otras, aumenta la demanda, lo que ha llevado al alza de precios. Aunque hay que hacer notar, que cuando los conflictos ocurren en países productores de petróleo, son mayores los incrementos de precios en corto tiempo.

Los mercados suelen tender a la estabilidad. Eso no quiere decir que no tengan rachas de aumentos o caídas de los precios. Las características propias, en la cuales se desarrollan los mercados, hace que los precios estén sometidos a la “ley de mercado”. Lo que implica a su vez, que para lograr el equilibrio entre los que quieren comprar y los quieren vender, hace que el precio sea mayor o menor.

Es así que se considera estable, cuando hay un sostenido incremento de precios en un tiempo dado, o cuando hay una sostenida disminución de precios, e inclusibe, cuando se mantiene estable  para un período de tiempo.

En el caso de petróleo, como en el caso de las materias primas en general, si graficamos los precios día a dia, no veremos una línea recta. Veremos una linea zigzagueante, que los analistas llaman “diente de sierra”. (podemos observarla en los graficos 2 y 3 que acompañan esta nota).

La perspectiva de los precios

Analizar un súbito aumento de los precios del petróleo, como ocurrió apenas Rusia invadió Ucrania, requiere que veamos la historia de los precios. Es decir, que tengamos ante nuestros ojos como los precios han subido o bajado en los meses precedentes.

En la imagen con 3 gráficos de precios, tenemos las perspectivas en 3 escenarios: Gráfico 1, en el mes del 23 de febrero al 23 de marzo del 2022; Gráfico 2, en los últimos 3 meses que van del 23 de diciembre del 2021 al 2 de marzo del 2022; y, Gráfico 3, en el último año, desde el 23 de marzo del 2021 hasta el 23 de marzo del 21 marzo del 2022.

El análisis

Si observamos el Grafico 1, de la variación de precios del último mes, encontramos que la invasión produjo una perturbación de precios del petróleo en los mercados. Alcanzando a los pocos días un pico de más de 120 dólares el barril, cuando el día anterior (marzo 23) a la invasión los mercados habían cerrado en poco más de 90 dólares el barril.

Esta visualización es como una “foto” de ese día 24 de marzo. Es una observación “puntual”, cierta pero no completa de la situación.

En ese momento, algunos analistas y expertos se atrevieron a pronosticar que los precios podían alcanzar los 200 y hasta los 200 dólares el barril.

A la tercera semana de guerra, los precios del barril de petróleo habían caído casi a su nivel del inicio del conflicto: poco más de los 90 dólares. Lo que lo retrotraería a un curso de aumentos continuos y moderados de precios.

No hay que olvidar, que luego de las primeras negociaicones Ucrania-Rusia, los precios habían comenzado a caer. Todo parecía indicar que era posible un acuerdo. Expectativa que tuvo un efecto a la baja sobre los precios.

Sin embargo, las negociaciones no llegaraon a acuerdos, y Rusia incrementó sus operaciones de bombardeos indiscriminados en contra de la población civil. Lo que trajo como consecuencia inmediata una nueva alza de los precios.

En el Gráfico 2 podemos ver una inestabilidad de los precios. Con este Grafico 2, podemos extender a tres meses, que los aumentos continuos que venían desde diciembre, se vieron perturbados por la guerra. Y, en el Gráfico 3, tenemos una mayor visión en el tiempo del incremento sostenido de los precios, casi siempre con los mismos incrementos en el tiempo, hasta que se produce la invasión rusa a Ucrania.

En este Gráfico 3 para todo un año, podemos ver que esos altos picos de precios del petróleo recortaron los tiempos de unos proyectados precios en alza. Los cuales, sin guerra de por medio, los analistas ya estaban proyectando por la tendencia que traín los precios en el último año.

¿Qué pasará en el futuro?

Si bien es verdad que pueden producirse otros alarmantes hechos de guerra en Ucrania, también es verdad que los mercados reaccionarán con mayor cautela. Un mes de conflicto ha sido suficiente tiempo para que los analistas revisen todos los escenarios. Lo que podría garantizar mejores decisiones. Ya los eventos no les tomarían por sorpresa.

Gráficos de precios: cortesía de www.oil-price.net

editor@eastwebside.com

Deja un comentario