José Machillanda: Jaque Mate… a la tiranía

Spread the love

Por José Machillanda

El Estado Cuartel como gobierno ha sido condenado por la ONU, al comprobar su responsabilidad en crímenes de lesa humanidad como un régimen violador de la Constitución y las leyes, en consecuencia al margen de la ley y la democracia.

La ONU ha certificado lo que un joven mártir de la democracia señaló el año 2017, durante la Guerra Civil de Venezuela del siglo XXI, que  la lucha de pocos vale por el futuro de muchos.

Ese fue y es el grito de Neomar Lander, grito a la eternidad y a la convicción democrática hoy presente en la mayoría de los venezolanos, que este régimen no puede gobernar, por cuanto está incapacitado por violento y criminal, no pudiendo seguir en el poder en Venezuela.

El Estado Cuartel, expresión brutal del militarismo, sepa que aún con este régimen oprobioso la llama democrática del venezolano ha crecido y está dispuesta a desalojar al Estado Cuartel, expresión descalabrada de la antipolítica.

El Estado Cuartel es  regresión, es más violencia, es militarismo y antipolítica, conectada con la corrupción extrema y el empleo sistemático de la violencia que ha intentado hasta cambiar las significaciones imaginarias sociales de los hombres y mujeres venezolanos.

Esa regresión política se amarró a la propaganda y a la guerra psicológica para confundir y atemorizar a muchos venezolanos, que hoy son la diáspora de Venezuela.

La ONU con su sentencia le recuerda al mundo que estos modelos primitivos y perversos, no pueden ejercer poder político porque no entienden a los demócratas y a la democracia.

Es por ello que se dice que este régimen está en Jaque Mate. Jaque Mate como lo señalaron los 132 mártires asesinados entre abril y julio del 2017, con una acción armada propia de la barbarie, cumpliendo con órdenes del revolucionarismo cubano. Cubanismo revolucionario y militarista que no sabe lo que significa democracia, libertad y derechos.

La ONU se los viene a recordar a los venezolanos que un país no se le puede entregar al bandolerismo militarista, por ello Venezuela hoy se presenta como una Sociedad-Respuesta para cohesionar acciones democráticas en donde con el respaldo de la ciudadanía y con la fuerza de la decisión de la ONU, crezca como un Movimiento Político de Renacimiento Nacional una respuesta que vea renacer la democracia.

La ONU ha venido a traer un aliento preciso para la ciudadanía se armonice para defender la democracia penetrada y violada por el cubanismo socialista que desde ya será enfrentado por el Movimiento Político de Renacimiento Nacional para restituir la democracia real.

Democracia real amarrada a la Constitución de la República la cual, nada ni nadie podrá ultrajar, violentar o agredir , ya que contará con el apoyo internacional y con la fuerza democrática de un cuerpo societal dispuesto, dirigido y resuelto como Movimiento Político a restablecer la raza, la armonía y la ley que es aplicar la democracia.

La sociedad venezolana esta en cuenta que este régimen está en Jaque Mate, es decir, se le terminó el tiempo. Jaque Mate significa que tiene que apartarse el régimen, que debe irse el régimen del poder, que aún con la patraña de la farsa electoral del 6D, lo que refleja cada día es mayor inmoralidad, incapacidad política, desconocimiento de la norma y la política, que es lo que el chavismo y sus uniformados han querido llamar el Socialismo del siglo XXI.

La democracia real, amparada por la ONU y fortalecida por el Movimiento Político de Renacimiento  Nacional, desplazará un régimen cobarde, ese el socialismo a juro impuesto y soportado por un militarismo golpista, inmoral y cobarde que todavía no se da cuenta, que crece la Revuelta  y se exponencia el Resquebrajamiento. L

a sociedad del 2020 ha internalizado la decisión de la ONU, pero también comprende el impacto de la geopolítica del hemisferio occidental y verifica  como el hemisferio apoya a los países democráticos, no tolera a ese socialismo y cubanismo, que en Venezuela muestra a un militarismo ladrón y cobarde. La sociedad democrática esta en cuenta de que hay que hacer política para que crezca la civilidad, léase el protagonismo de la ciudadanía más la filosofía social para crear un sistema político propio y digno del siglo XXI.

La democracia real es propia de una sociedad democrática que la reflejan los ciudadanos demócratas y las comunidades con su participación cívica,  sin jefes de calle, sin pelotones de milicianos, pero si con civismo y siguiendo la Constitución de la República.

Es la ciudadanía, con la venezolanidad y respeto, recordando a nuestros héroes del 2017 que sirven de fuego para una nueva democracia republicana distante de la venganza, pero muy cerca de la justicia y reforzada por un gran sentido humanitario y cívico.

Simple, es la expresión de un país en el cual el 87% quiere la democracia y está dispuesto a decretar con su accionar político, Jaque Mate a 20 años de dictadura, militarismo y tortura que cuanto han dejado en Venezuela es dolor y tristeza.

La democracia creará paz, desarrollo y progreso, firmada por el espíritu de Neomar Lander.

Director de la CSB CEPPRO

@JMachillandaP

Deja un comentario