Isabel Idárraga: Pólizas de salud para estudiantes en el exterior

por Isabel Idárraga

César ha soñado desde antes de graduarse de médico con hacer un postgrado en el exterior, para lo cual se ha preparado durante varios años. Domina perfectamente el idioma inglés, se graduó Cum laude y ha realizado una interesante labor social. Finalmente, ha obtenido una beca para de una universidad en España y, para la visa estudiantil, requiere una póliza de salud internacional.

En los últimos años, la educación se ha globalizado y se ha incrementado el número de estudiantes que se trasladan de una nación a otra. Esta globalización es producto de, entre otros factores, la masificación de la información, el dominio de una segunda lengua, la familiaridad  con los viajes internacionales y la apertura, cada vez mayor, de la matrícula de centros de formación a candidatos provenientes del extranjero.

El objetivo de estudiar en otros países va más allá del aprendizaje técnico. También cuenta el interés en adquirir nuevas experiencias de vida, el contacto  con otra lengua y cultura, así como la relación con individuos de diferente origen. Cursar estudios en el exterior se ha convertido en una ambición natural para un mayor número de personas y en un aspecto valioso en el curriculum de los profesionales.

El país receptor quiere tener garantías de que el estudiante extranjero no se convertirá en una carga social mientras dure su estadía, es por eso que, en muchos casos, exigen una póliza de salud internacional que incluya, además, cobertura de gastos de repatriación. Ciertamente, el estudiante puede evitarse muchos dolores de cabeza si cuenta con una protección para las contingencias médicas que pueda sufrir.

Un aspecto que se debe tener en cuenta es que la inversión en una buena póliza de salud es la mejor manera de asegurar una atención médica adecuada en el momento oportuno, así como para evitar graves problemas financieros si hay que cubrir gastos y no se cuenta con un buen fondo de ahorros. La salud no tiene precio y esto es más cierto para quien está en un país distinto al suyo.

César, consciente de las ventajas de la adquisición de una buena póliza de salud con cobertura en el extranjero, ha invertido en el mejor producto del mercado. Quiere tranquilidad, seguridad, cuidar su patrimonio, el de su familia  y contar con un buen respaldo financiero, en caso de se le presente una eventualidad médica de alto costo mientras está en España, aún cuando solo tiene 26 años.

isabel.idarraga@gmail.com

Sígueme en Twitter @isabelidarraga

http://finanzaspersonalesalinstante.blogspot.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *