Gobierno aumenta en 100% tarifas del Metro de Caracas

Spread the love

Seis años sin ajuste de tarifas concluirán el 1º de junio en el Metro de Caracas. Desde ese día, los casi dos millones de personas que usan este sistema al día deberán pagar un bolívar por viajar en el subterráneo capitalino. Hasta ahora, sólo cancelaban 0,5 bolívares, monto que en Venezuela alcanza para comprar apenas un caramelo.

Con el ajuste, sigue siendo más barato usar el subterráneo que el transporte público superficial, cuya tarifa es de 2,5 bolívares.

El Metro tan sólo el año pasado tuvo inversiones de 418 millones de bolívares en mantenimiento intensivo y destina 1.800 millones de dólares en un plan de rehabilitación integral de la línea 1 que está actualmente en ejecución y concluirá en 2012. Tales costos son asumidos por el Estado.

El presidente de la compañía estatal de transporte, Haiman El Troudi, detalló el esquema financiero del sistema: transportar a cada usuario (sin incluir erogaciones adicionales por mantenimiento) le cuesta al Metro cinco bolívares, de los cuales el viajero sólo cancela 0,5 bolívares hoy en día. Esto indica que 90% de los costos es subvencionado por el Gobierno Nacional, bajo la premisa de mantener una tarifa que garantice el acceso de las mayorías y, especialmente, de los más pobres.

El excedente de ingresos que genere el ajuste (que llegará a 1,5 bolívares a partir del 1º de diciembre) será destinado en su totalidad al mantenimiento del sistema. “Esto permitirá contar con un flujo de caja permanente que será revertido en tiempo real en las distintas demandas del sistema”, precisó El Troudi.

Más barato que un por puesto

El mayor atractivo del Metro de Caracas es la rapidez: evita al usuario las colas de las avenidas y autopistas capitalinas.

Su último ajuste tarifario ocurrió en 2005, cuando pasó de 0,4 bolívares a 0,5 bolívares el boleto simple. En paralelo, el pasaje en transporte superficial se ha incrementado desde 800 bolívares en 2006 a 2,5 bolívares desde el 3 de mayo de 2011.

Esto significa que mientras en 2006 costaba 60% más viajar en camionetica o en autobús en Caracas que hacerlo en el Metro, hoy en día esa diferencia es de 400%.

Con el ajuste, esa brecha se redujo en 150% a partir de junio próximo y a casi 70% en diciembre. “La idea es acercarse progresivamente a la banda de entre 60% y 80% de diferencia del boleto del Metro frente al pasaje del transporte superficial”, explicó El Troudi este miércoles, en un programa televisivo.

La tarifa del Metro de Caracas está bastante lejos de la mayoría de los costos que debe pagar quien utilice sistemas públicos de transporte masivo en el mundo.

En la región, el que más se le acerca es el de Medellín, Colombia, que cuesta el equivalente a 4,1 bolívares por viaje. 5,7 bolívares en Santiago de Chile y 7,7 bolívares en Sao Paulo (Brasil) deben pagar los usuarios de estos sistemas.

En San Petersburgo (Rusia) el boleto tiene un valor equivalente a 3,8 bolívares; en Londres (Inglaterra), 13,2 bolívares; en Berlín (Alemania), 14,1 bolívares; en Nueva York (Estados Unidos), 10,8 bolívares; y en Madrid (España), 12,3 bolívares. Tan sólo en Beijing el boleto se acerca al del Metro caraqueño, con una tarifa de 1,3 bolívares.

La necesidad de ajustar el costo de viajar en el subterráneo es comprendida por gran parte de los ciudadanos, siempre que se traduzca en optimización del sistema. José Reyes, un usuario del sistema, escribió este miércoles en la red social Twitter: “Me parecen justas y necesarias las nuevas tarifas. Ayudemos todos para que este aumento sea también en calidad de servicio”.

“Me parece excelente el aumento del precio de los boletos, esperemos que de verdad mejoren la calidad del servicio!”, apuntó, por su parte, Yaiza Darias, también en Twitter.

El servicio

Desde hace siete meses se aplica en el subterráneo de la capital venezolana un plan intensivo de mantenimiento, ante el deterioro que sufrió el sistema. En septiembre de 2010, el indicador de calidad de servicio, que es un esquema diseñado por el fabricante del Metro y mide diferentes variables del funcionamiento del sistema, llegó al foso de 62%, cuando el estándar debe ser 97,1%.

En los últimos tres meses y tras una política que aprovechó la experticia de los profesionales del Metro para reparar vagones, motores, aires acondicionados y escaleras mecánicas, el promedio de calidad de servicio está en 96,3%, e incluso ha habido días de óptima operatividad, con 98%.

Estos logros se reflejan en el aumento de los trenes en servicio en línea 1, donde hoy circulan 42 trenes. El año pasado se llegó al punto de que no había más de 28 en funcionamiento.

Adicionalmente, están en ejecución planes de rehabilitación integral de las líneas 1 y 2. Implica renovación de flota, sustitución de vía férrea y sistemas de electrificación, así como aumento de capacidad de transporte.

No obstante, hay una realidad que el Presidente del Metro resalta: el congestionamiento del subterráneo es producto de la dinámica demográfica de la ciudad, que ha hecho que un Metro diseñado para 700.000 usuarios en la actualidad movilice a más de dos millones de personas al día.

“Aun cuando el sistema esté funcionando correctamente, su capacidad física es finita. No pueden ponerse a circular más trenes de los que soporta su diseño. En el Metro caben hasta 38 trenes (en línea 1) según el diseño. Nosotros hemos hecho el ensayo y llegamos a 42 trenes”, explicó.

Y añade: “La oferta de servicio viene funcionando satisfactoriamente, el problema es que la demanda es mayor que la oferta. Eso ocurrió en Venezuela hace 10 años, como ocurre en todos los metros del mundo. Hay un umbral en que la demanda sobrepasa la oferta”.

Fuente: AVN

Deja un comentario