El Coronavirus atenta contra la recuperación petrolera en Venezuela

Spread the love

faja petrolera problemas futuroPor Eduardo Martínez

“A medida que el coronavirus devasta las economías y paraliza la demanda, las grandes petroleras europeas han admitido algunas cosas incómodas en los últimos meses: es posible que el petróleo y el gas por valor de miles de millones de dólares nunca se extraigan del suelo”.

Así lo escribió esta semana Laura Hurst para la agencia Bloomberg.

Una realidad que seguramente impactará en países petroleros como Venezuela. Sobre todo por el deterioro de la infraestructura del país, que requerirá de fuertes inyecciones de dinero fresco para recuperar los niveles de producción.

En cuanto a la Faja Petrolera del Orinoco, con grandes yacimientos de crudo pesado que requieren de fuertes inversiones y altos precios de mercados, el futuro bajo esta óptica empieza a verse con grandes incertidumbres.

En el análisis titulado “Las compañías petroleras se preguntan si vale la pena buscar más petróleo”, Hurst relata que “Dado que la crisis también acelera un cambio global hacia una energía más limpia, los combustibles fósiles probablemente serán más baratos de lo esperado en las próximas décadas, mientras que la emisión del carbono que contienen será más cara. Estos dos simples supuestos significan que aprovechar algunos campos ya no tiene sentido económico”.

Las grandes empresas ya asumen como una probabilidad la cancelación de proyectos de exploración. Una de las principales actividades de las empresas petroleras para mantener y elevar los niveles de producción.

Laura Hurst cita en su análisis, varias opiniones que respaldan su hipótesis.

BP Plc dijo el 4 de agosto que ya no haría ninguna exploración en nuevos países”.

Habrá activos parados”, dijo Muqsit Asraf, director gerente senior responsable de la industria energética global en Accenture Plc. «Las empresas tendrán que aceptar el hecho«.

El factor ambiental

Laura Hurst también recoge la problemática ambiental. Señala en su análisis que “La presión para frenar las emisiones también puede llevar a las empresas a dejar las reservas más intensivas en carbono en el suelo”.

En este sentido, citó el reconocimiento de la empresa Total SEa de Francia “cuando tomó una amortización de $ 8 mil millones en activos con alto contenido de carbono”.

Asimismo, apoyó su punto de vista en las afirmaciones de Parul Chopra, vicepresidente de investigación upstream en Rystad.

“La lista de proyectos con mayor riesgo incluye descubrimientos en aguas profundas frente a Brasil, Angola y el Golfo de México (…) Los proyectos de arenas petrolíferas canadienses, como la expansión del desarrollo Sunrise en Alberta, también están en duda”, dijo.

Por su parte Christyan Malek, director de investigación de petróleo y gas en EMEA de JPMorgan Chase & Co., señaló que “Muchos activos ya están varados desde la perspectiva del ciclo de los precios del petróleo (…) Pero cuando se agrega la curva de carbono, se necesita una mayor parte».

Fuente: Con información de Bloomberg- Paula Hurst

Deja un comentario