Editorial: La oposición va a trancazo limpio de round en round

Spread the love

Es difícil no publicar los desaciertos de la oposición. Por una parte, el venezolano debe estar enterado. Por otra parte, ya no se puede ocultar la errática actitud de los dirigentes opositores. Ya no se trata de dilucidar quien tiene razón, porque las costuras rotas como que no aguantan un remiendo más. Además, en la prensa tendríamos que tener más de dos manos para tapar estos desencuentros que rayan en el escándalo. Se nos critica que lo que hacemos es quejarnos, cuando las quejas que se oyen provienen de la misma oposición.

Este martes el canciller de Guaidó, Julio Borges, declaró que “está en discusión la continuidad el gobierno de Guaidó”. Una aseveración grave por si sola, y que es más que gravísima en boca del canciller.

Ya era sumamente seria la anterior declaración de Borges, cuando a raíz de la intervención de Monómeros, informó de situaciones muy delicadas en el manejo de esa empresa venezolana.

¿Qué es lo que se está cocinando tras estas declaraciones? ¿Qué es lo que presagian? Nadie sabe ciertamente. Las respuestas del gobierno Guaidó y de Guaidó, al no aclarar, tampoco satisfacen la necesidad de los venezolanos de conocer la realidad.

Es así que mientras se va elevando el tono de los encontronazos entre los opositores, los días corren raudamente hacia las elecciones del 21 de noviembre. Unas elecciones para las cuales los dirigentes opositores no cesan de deshojar la margarita de una presunta unidad que nunca llega.

En esta circunstancia no hay que ser un Nostradamus para vaticinar resultados. Aunque la sopresa parece ser la participación de los votantes, que pudieran dar también un trancazo tanto al régimen como a la oposición.

Esos resultados, habrá que analizarlos a la luz de cada estado y municipio. La simple sumatoria pareciera que no será suficiente para explicar lo que pasará por la mente de los electores.

En cuanto a la dirigencia opositora, habrá que reservar palco para presenciar las escaramuzas entre los dirigentes que en estos días solo se gritan micrófono en mano.

Las elecciones son el 21-N, los trancazos ya en forma arrancarán a penas se cierren las urnas.

Eduardo Martínez

editor@eastwebside.com

Deja un comentario