Editorial: El futuro no se ve claro

Se oscureció este domingo el futuro que tenemos por delante los venezolanos. Así lo dibujan los anuncios del gobierno, del sábado y del mismo domingo.

Anuncios, que como ya es una costumbre, desde hace varios meses se producen en las tardes, sean a través de cadenas de TV, o en las cuentas oficiales en la red social Twitter.

Es innegable que las medidas que se anunciaron contradicen las bajas cifras en las estadísticas oficiales de los contagios del Covid-19 en nuestro país.

No hay nadie que no conozca a alguien que haya fallecido. Evidencia inocultable del impacto de la pandemia.

A pesar que las cifras de fallecidos son bajas, los contagios crecen, según las apariciones diarias de Delcy Rodríguez. Situación que se da en un cuadro complicado de atención hospitalaria que hace casi imposible creer en la cifras oficiales.

Entre las medidas, destacan dos que asoman el tramojo en cuanto a las medidas anteriores para prevenir los contagios. No han tenido el efecto que se esperaba.

Por una parte, las operaciones aeronáuticas seguirá “restringidas”. Una palabra adecuada. Por que si se hubiera utilizado la palabra “canceladas”, se haría más evidente el tráfico aéreo del aeropuerto de La Carlota en Caracas.

Los habitantes, sin mayor conocimiento técnico, y con la sola ayuda de la audición, pueden dar fe de la gran cantidad de jets ejecutivos que aterrizan y despegan todos los días.

Por otra parte, está el anuncio de que las clases presenciales volverán a poblar de estudiantes las aulas en enero del 2021 o más allá.

Y sin mayores anuncios, los venezolanos estamos sometidos a la escasez de gasolina. Lo que es también evidente y visible por las largas colas de vehículos en las cercanías de la estaciones expendedoras.

En anteriores oportunidades, se le atribuía la culpa a los concesionarios de las estaciones y al bachaqueo.

Hoy en día, el Estado es prácticamente el propietario absoluto de la red de gasolineras.

¿Entonces cómo vemos el futuro para el 2021?

Eduardo Martínez

Editor

www.eastwebside.com

Deja un comentario