Chef chocolatera venezolana triunfa en Bogotá

Spread the love

Por Nathaly Salas Guaithero (*)

Dicen que razón tenía el Cacique Montezuma al calificar el chocolate como su bebida favorita. Siglos han pasado desde su descubrimiento y, sin importar la época, la edad o las circunstancias, millones se rinden ante su sabor y textura. Y en esto, estaba clara Jenny Camacho, una maestra chocolatera venezolana que, en tan solo cinco año, se ha convertido en referencia de pastelería saludable en Bogotá.

“Cuando llego aquí a Colombia, pues la cosa no era igual a cuando venía de vacaciones… Empezar, literal, de cero. Yo siempre digo: llegué con una mano atrás, otra adelante y todos mis ahorros”, cuenta Jenny, quien asegura además que, si bien su vida ha estado marcada por duras experiencias, también ha estado “bendecida” con dulces aprendizajes.

Esta chef de origen caraqueño salió de su tierra natal “sólo por unos días de vacaciones”, pero nunca más volvió.

Varias cosas la impulsaron: un intento de secuestro cuando llevaba a su hijo menor a la escuela, muchísimo estrés por la situación del país, condición de obesidad de su hijo mayor y luego… la vida aderezó su menú, con un cáncer.

“Yo nunca paré de trabajar – dice Jenny – pero no fue por querer demostrarle nada a nadie. Lo hice porque me salía del corazón”. Así como de su corazón y constancia, salió “Xocolate and More”, el nombre que le dio a sus pastelerías donde ofrece todo tipo de dulces hechos a base de chocolate sin azúcar refinada.

“Llegar aquí y descubrir que la gente no apreciaba el chocolate como yo lo hacía y como sé que lo hacen en Venezuela, se volvió como un reto para mí. Empezar no fue nada fácil, te cuento. Decirle a la gente… tocar la puerta y decirle: ‘tengo un chocolate totalmente sin azúcar’… la gente me veía como la loca. Al principio, de verdad que sabían horrible. ¡¡Tuve que botar a la basura, no te imaginas cuántas!!… desde chocolates hasta tortas”.

Pero como la buena levadura, Jenny creció y creció hasta conquistar el paladar del país que le había brindado oportunidades de sanación y emprendimiento.

Fuente: Voz de América (VOA)

Deja un comentario