Canon de arrendamiento de acuerdo a 10 tipos de construcción

Spread the love

 Una quinta lujosa y una vivienda sencilla construida por el pueblo organizado tendrán diferentes valores por metro cuadrado, según la fórmula para definir el canon de alquiler planteada por el movimiento de inquilinos que participa en la redacción del proyecto de Ley para la Regularización y Control de los Arrendamientos de Viviendas, actualmente en discusión en la Comisión Permanente de Administración y Servicios de la Asamblea Nacional-AN.

Rígel Sérgent, de la Red Metropolitana de Inquilinos, explicó que el planteamiento original que presentaron el 10 de agosto pasado ante la instancia legislativa sufrió algunas modificaciones en función de las observaciones que surgieron entre arrendatarios, arrendadores y la Sociedad de Tasación de Venezuela.

Son cambios de forma y no de fondo, pues mantienen la ecuación utilizada para hacer tasaciones bajo el método de costos como propuesta central que definirá el valor del inmueble y de allí el canon de arrendamiento. “Hay aspectos irrenunciables para nosotros, como considerar la vivienda como un derecho y no una mercancía”, apuntó este jueves.

En la revisión que hicieron, los inquilinos decidieron incorporar una tabla que establece 10 tipos de construcción para definir el valor del metro cuadrado, que van desde quinta, casa colonial, prefabricada, de interés social, edificios de concreto y acero, inmuebles de más de cuatro pisos, posadas, pensiones y casas autoconstruidas. Toma en cuenta materiales de la estructura, paredes, techos y demás instalaciones.

A través de esta tabla, el organismo con competencia (sería la Superintendencia Nacional de Arrendamientos de Viviendas, que nacería por mandato de la Ley en sustitución de la Dirección Nacional de Inquilinato) determinará el valor del metro cuadrado por tipo de construcción para definir el llamado Valor de Reposición (VR), que representa cuánto costaría construir el inmueble en cuestión en la actualidad.

Ese VR forma parte de la fórmula por método de costos, que es una ecuación universalmente aplicada que toma en cuenta el valor actual de la construcción, le resta la depreciación por los años de la edificación y considera el estado de conservación del inmueble, pero no incluye el valor del terreno.

La depreciación del inmueble es definida según una tabla internacional denominada Ross-Heideke. Ésta considera la depreciación por los años de construcción del inmueble y el estado de conservación. Eso arroja nueve categorías, que van desde un inmueble en óptimas condiciones hasta uno en demolición, con porcentajes de depreciación de hasta 90%.

En este punto se introduce otra novedad propuesta por los inquilinos, que es la denominada rehabilitación integral del inmueble.

Explicó Sérgent que se estimará como rehabilitación integral si la restauración realizada por el dueño representa 80% del valor del inmueble, e incluye elementos de la estructura: vigas, columnas, lozas.

En ese caso, cuando se calcula la depreciación, se debe tomar en cuenta el año en que se efectuó la remodelación y no el de construcción del inmueble.

Para la fijación del canon, se tomará en cuenta un porcentaje de rentabilidad anual sobre el valor del inmueble, que, de acuerdo con la propuesta, será de 3%.

Se espera que la metodología para establecer el canon de arrendamiento sea discutida por los diputados de la Comisión de Administración y Servicios este viernes, en una nueva reunión extraordinaria.

El proyecto de Ley para la Regularización y Control de los Arrendamientos de Viviendas es el primero presentado ante la AN por iniciativa popular. Desde julio es revisada por la Comisión que dirige el diputado Diosdado Cabello, del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), con el acompañamiento de inquilinos, que fueron los proponentes, y de representantes de propietarios y constructores.

Una vez aprobado el informe por la instancia legislativa, pasará a segunda discusión en la plenaria del Parlamento.

Fuente: AVN

 

Deja un comentario