A preparar las maletas

Por Eduardo Martínez

Se acerca el momento. Venezuela ha despertado de una larga pesadilla. Eso no significa que la cosa será fácil, y que la tarea ya está hecha. Todo lo contrario, el trabajo duro es el que comienza ahora. Y el adversario no es manco y seguramente no ha perdido pegada. Solo que el domingo le disminuyó la fuerza de esas pegadas.

La verdad, para decirlo a la manera de los llanos venezolanos, los resultados del domingo dejaron a los jerarcas del régimen como al cochino que le dieron el “palo cochinero” y se escapó. Salió corriendo chillando, de tal manera, que a quien haya oído ese chillido, y con más razón el cochino mismo, jamás lo olvidarán.

Es así como estamos en el momento que cada quien tiene que sacar sus cuentas y, saber, que el tiempo se agota y las posibilidades se esfuman.

Que los 25 años de disfrute del poder tienen su notificación de “pre-aviso”; que recursos ya no existen y no lleguen;que cuando lleguen -si es que llegan- será para honrar los compromisos y, que lo más probable es que no sean suficientes.

En pocas palabras, que ya no tienen como repartir la línea blanca, la marron y electrónica que los chinos les fiaron en el 2012, para ganar elecciones.

A lo mejor no lo entiendan estos jerarcas, pero no tienen nada que entregar, tanto en cosas como en esperanzas. Por cuanto si supieran como resolver los problemas de esta crisis, ya lo hubieran hecho. Y en eso llegamos a las esperanzas. Lo que nos lleva a preguntar ¿quién puede hacer promesas? ¿quién puede aportar soluciones? ¿los mismos que están sentados en Miraflores desde 1999?

Preguntas sin respuestas.

Eso nos lleva al punto de los andenes de las estaciones del tren de la historia. Se acerca el momento de partir, del Adios, de rendir cuentas. Llegó la hora de empezar a hacer las maletas. Y que no los agarre desprevenidos.

editor@eastwebside.com

@ermartinezd

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *