Venezuela – País “clonado”

Por Eduardo Martínez

Sobre Venezuela ha caído una plaga que intenta arropar a los dispositivos tecnológicos. Es común y frecuente, que los suscriptores de líneas telefónicas celulares, reciban una llamada en la cual un operador que se identifica con nombre y apellido, y presuntamente de la empresa operadora, ofrezca un cambio de plataforma para aumentar las prestaciones del servicio.

Acto seguido, este también presunto operador, indicará que se lea un código que acaba de ser enviado y se le transmita al operador. En un parpadear, el dueño del celular perderá el control de su cuenta en whatsApp.

En operativos más sofisticados, algunos afectados por este modus operandi, también han reportado que se puede perder hasta el control del número de teléfono.

En ocasiones, los suscriptores pueden recuperar sus cuentas en las redes sociales y su número telefónico. En otros casos, el delincuente en cuestión logra tener acceso a las cuentas de correos, cuentas bancarias, y todas las claves almacenadas en el dispositivo. Lo que es el primer paso para los fraudes, estafas y robos.

Es alarmante que, semanalmente, en los chats de whatsApp se reportan numerosos casos de amigos que solicitan contribuciones de dinero u oferten compra/venta de divisas. Lo que no pasa de ser un fraude. Son las víctimas de las clonaciones de celulares y usurpaciones de las cuentas.

El país como un todo, no escapa de la clonación. Las políticas públicas aplicadas desde el 1999, también han clonado nuestras vidas.

Los salarios se han reducido en forma apreciable. Para quienes empezaron a cotizar al Seguro Social antes de 1999, la pensión que reciben en 2023 es menor que la primera cotización que le descontaron. Los profesionales -hoy en día- devengan un salario que es infinitamente menor que recibieron en su primer cheque. Y paren de contar.

Para los jóvenes, que entraron en la última década al mercado laboral, es imposible adquirir una vivienda, o el crédito necesario para comprarla.

En tanto, para quienes adquirieron su vivienda antes de la etapa chavista, el precio de venta de esa vivienda hoy en día es muchísimo menor que le precio pagado.

Claro, estas comparaciones hay que examinarla usando el dólar como referencia. Después de todo, es la moneda que se usa para las transacciones comerciales, sea un cigarrillo, un vehículo o una vivienda, pasando por las propinas.

La verdad, es que en Venezuela nos clonaron el patrimonio. Nuestros ahorros se diluyeron al compás de las políticas económicas y las normativas legales impuestas desde 1999.

editor@eastwebside.com

@ermartinezd

2 comentarios

  1. Complicidad, Ignorancia, Adulancia, Estupidez: difícil deducir lacausa de tan infeliz publicación.

  2. Es evidente, que el bloqueo aplicado por EE.UU., a Venezuela durante años, desde el gobierno de Obama, ha causado una pérdida de más de 450 mil millones de dólares al País. También la corrupción, ha contribuido al efecto solicitado por la oposición a gobiernos imperiales enemigos de Venezuela. Hoy, la oposición convertida en «DEPOSICION» pide más sanciones y al mismo tiempo solicita a los venezolanos el voto para vencer al chavismo. El cambio, si es necesario, debe ser voluntad del pueblo, no de un grupo mercenario que no ofrece nada, que no tiene programa de gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *