Venezuela es la meta

Spread the love

Por Eduardo Martínez

Es una tarea de los venezolanos reconstruir al país. Nadie lo va a hacer por nosotros. Probablemente, más que una tarea será un hazaña. Dado que lo que tenemos por delante no es para nada fácil. Sin embargo, hay pequeños ejemplos que nos señalan el camino. La educación es uno de esos ejemplos.

La infraestructura educativa venezolana no tiene competencia en Latinoamérica. Por decenas de años, los gobiernos construyeron escuelas, liceos y universidades a lo largo y ancho del país. No hay población que no tenga escuelas y liceos; capitales de estado que no tenga universidades. Es verdad que está descuidada, abandonada, pero es sólida y es recuperable.

Es una verdad irrefutable que la educación pública está destruida. Maestros y profesores están desertando. Primero se dedicaron a otros oficios mejor remunerados. Luego, emprendieron el camino del exilio voluntario. Hasta caminando se fueron del país.

En cuanto al diseño curricular, la penetración ideológica en el ministerio de Educación con el concurso de comisarios políticos, han cambiado los programas. Así se ha dejado de lado la experticia y el conocimiento venezolano.

El resultado no ha podido ser más devastador: Una pobre educación, para seguir siendo pobres, en un país arruinado.

A pesar de los embates de esa penetración destructora, la educación privada ha sobrevivido. Ha tenido cualquier cantidad de inconvenientes. Solo que la labor mancomunada de educadores y padres ha logrado mantener la calidad de la educación. Y sobre todo, la preservación de los valores venezolanos.

En los planteles públicos, valerosos educadores –a pesar de las amenazas y los riesgos- también trabajan contra corriente para mantener calidad y valores.

La semilla de la recuperación del país está ahí: en nuestros educadores. El país es rescatable. Y lo podemos lograr si cada venezolano en su actividad se empeña en lograrlo. Es difícil pero no imposible. Venezuela es la meta.

eduardomartinez@eastwebside.com

Deja un comentario