Sindicalistas de 12 países se retiraron del Congreso de la Central Sindical de las Américas

csa-retiro-gobierneros-sindicatosJulio Roberto Gómez, presidente de la Confederación General del Trabajo de Colombia, Vicepresidente de la CSA, informó que delegados de trece centrales sindicales de doce países se retiraron este jueves del Congreso de la Confederación Sindical de las Américas (CSA), debido a las posiciones autoritarias y antidemocráticas de la cúpula que hoy dirige la CSA. 

Gómez detalló que la corriente sindical Alternativa Democrática de la CSA  mantiene diferencias con el Secretario General, quien ha venido expresando solidaridad automática y entregando cheques en blanco en nombre de los trabajadores del continente a los gobiernos de Ecuador, Nicaragua, Bolivia, Venezuela y Brasil, entre otros, sin tomar en cuenta las graves violaciones a la libertad sindical en países como Venezuela.

La Alternativa Democrática emitió un manifiesto en el cual rechazan las expresiones del secretario general y el manejo autoritario y antidemocrático de una organización que debe estar al servicio de los intereses y necesidades de los trabajadores y los pueblos de América. Las doce organizaciones que integran la Alternativa Democrática son: CROC, CTM – México, Forza Sindical – Brasil, CGT- Colombia, CTV- Venezuela, CAT- Chile, CSE – Ecuador, CGTC – Curasao, CGTP – Panamá, CUT, CATP – Perú, FTA Aruba y  CNT Paraguay)  a las cuales se suma la Unión Nacional de Trabajadores UNETE, también presente en las reuniones de la corriente.

“La corriente sindical Alternativa Democrática  viene denunciando las violaciones a la libertad sindical, derechos humanos y comportamiento autoritario de estos gobiernos frente a las organizaciones sindicales de los países, los principios de autonomía e independencia del movimiento sindical, por lo que han sido señalados como agentes de la derecha y del imperio norteamericano”, dijo Gómez.

En el manifiesto, la Alternativa Democrática destaca los temas fundamentales incorporados en la propuesta de reforma estatutaria, entre los cuales se encuentran que la CSA está conformada por las organizaciones afiliadas de todas las Américas y no por un grupo pequeño de personas físicas.  De igual manera ampliar el secretariado a 10 miembros, la creación de una tesorería, garantizar la ampliación y la democratización del Consejo Ejecutivo.

Gómez  detalló que en las intervenciones centrales del congreso se refirieron al golpe de Estado que pretende ser perpetrado contra la presidenta de Brasil, sin referirse al aumento de la pobreza, las desigualdades, la gran corrupción y el autoritarismo que crece en la región. “La CSA debe estar al servicio de los intereses de la clase trabajadora del continente”, aseveró.

En el caso de Venezuela la cúpula de la CSA se ha venido reuniendo con el gobierno venezolano en privado a espalda de las organizaciones sindicales venezolanas y la situación de violaciones a la libertad sindical y a los derechos humanos se ha venido agravando.

Las centrales sindicales de la Alternativa Democrática representan cerca de 16 millones de trabajadores en el continente y se encuentran en un seminario debatiendo el plan de lucha y próximo encuentro.

Fuente: Prensa Unete

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *