Simón Jiménez: Caminando por un puente de vidrio hacia el fraude electoral (2)

Por Simón Jiménez Salas

Es evidente que la decisión del “TSJ”  de designar ilegalmente un nuevo CNE clausura definitivamente   la opciones del legalidad, de elecciones limpias y de negociación entre Gobierno y oposición; por ello veamos las reacciones de la mayoría del País que, sin lugar a dudas,   son de oposición. 

Revisando las redes sociales y conversando con amigos, vemos que la vasta población de venezolanos, dentro y fuera del País, emiten calificativos extremos contra los miembros del “TSJ”, contra BERNABE GUTIERREZ, FELIPE MUJICA,   JAVIER BERTUCCI, LUIS PARRA, HENRY FALCON, FRANKLIN DUARTE, ADOLFO SUPERLANO, JOSE BRITO, JOSE GREGODIRO NORIEGA, CONRADO PEREZ y otros traidores de la oposición.-

Para este inmenso sector no hay opciones de concurrir a las elecciones parlamentarias y otras que convoque el Ilegal CNE . En  ellos hay mucho odio tras mas de 20 años de tiranía, de persecución, de muerte, de encarcelamiento, de hambre, de inseguridad y paro de contar.

Análisis no hay, es reacción lógica y justificada.-

Tratando de interpretar por que esas posiciones reactivas y no analíticas Ciro García, cita el llamado “Efecto Dunning-Kruger, o por qué la gente opina de todo sin tener ni idea” ,el cual puede resumirse en una frase: “cuanto menos sabemos, más creemos saber (en la vieja frase de Sócrates “solo se que no sé nada).

Es un sesgo cognitivo según el cual, las personas con menos habilidades, capacidades y conocimientos tienden a sobrestimar esas mismas habilidades, capacidades y conocimientos.

Como resultado, estas personas suelen convertirse en ultracrepidianos; gente que opina sobre todo lo que escucha sin tener idea, pero pensando que sabe mucho más que los demás.

El problema es que las víctimas del efecto Dunning-Kruger no se limitan a dar una opinión ni a sugerir sino que intentan imponer sus ideas, como si fueran verdades absolutas, haciendo pasar a los demás por incompetentes.

Obviamente, lidiar con ellos no es fácil porque suelen tener un pensamiento muy rígido”. Afirma que las personas incompetentes en cierta área del conocimiento:

“Son incapaces de detectar y reconocer su incompetencia. No suelen reconocer la competencia del resto de las personas. La buena noticia es que este efecto se diluye a medida que la persona incrementa su nivel de competencia ya que también es más consciente de sus limitaciones. Por qué cuanto menos sabemos más creemos saber. El problema de esta percepción irreal se debe a que para hacer algo bien, debemos tener al menos un mínimo de habilidades y competencias que nos permitan estimar con cierto grado de exactitud cómo será nuestro desempeño en la tarea….En la práctica creemos que sabemos todo lo que es necesario saber. Y eso nos convierte en personas sesgadas que se cierran al conocimiento y emiten opiniones como si fueran verdades absolutas”.

En el otro extremo existe la tesis de concurrencia electoral, en lo que podríamos llamar la TESIS DE EDUARDO FERNANDEZ que la expresa  en una carta abierta que dirigiera a Pilarica Iribarren, ex Ministra de la Juventud en la cual afirma estar “convencido de que la  única manera inteligente de resolver los conflictos políticos en Venezuela y en cualquier país es la vía electoral. No creo en golpes de estado ni en invasiones extranjeras. Esas fórmulas son muy poco probables, en mi opinión, no resolverían la crisis venezolana ni el sufrimiento de nuestra gente sino que de hecho los agravarían”.-

Luego se soporta en el manifiesto fundacional de COPEI que  se llamó “Esencia y finalidades de Copei” presentado a la opinión pública el 19 de septiembre de 1946 señalando:

El deber de “estimular en la ciudadanía el cumplimiento de sus deberes electorales y la defensa de sus derechos cívico y políticos…“Si se llama a elecciones debemos ir a ellas con decisión aun cuando no hayamos tenido garantías efectivas y aun cuando todo esté indicando que el partido de gobierno ejerce los poderes del mismo para torcer la voluntad popular….no a validar los atropellos que se han efectuado y continúan efectuándose, sino a protestar contra ellos.”

De la misma manera se afianza en su posición  en un trabajo del Presidente Luis Herrera Campíns, “entonces exilado por la dictadura en Europa, escribió un notable ensayo titulado “Frente a 1958”, en el cual se pronunciaba categóricamente y sin vacilación por la necesidad de concurrir a las elecciones a pesar de todos los atropellos del gobierno. Llegó a decir una frase muy contundente: “Abstención es traición”.

Como fundamento práctico de esa posición recomienda “colocar los intereses del país y de los ciudadanos por encima de las agendas partidistas o de las ambiciones personales. Actuar con inteligencia y con patriotismo. Tener una dirección política de unidad de todos los factores capaces e interesados en el cambio y afirma que el “peligro de fraude está mucho más en las mesas de votación que en las oficinas del CNE en Caracas”.

Señala que “Finalmente hay que tener una estrategia claramente definida: o es la vía de la violencia endógena o internacional o es la vía electoral. No se pueden tener las dos al mismo tiempo. Una u otra. Dejemos de imaginar que el Presidente de los Estados Unidos va a hacer el trabajo que tenemos que hace nosotros.  Somos nosotros los que tenemos que hacer el trabajo de rescatar a Venezuela” y termina citando a Arístides Calvani con la expresión de “Sólo el pueblo salva al pueblo”

En conclusión, estamos en una disyuntiva  política de si debemos concurrir a las elecciones o no participar la farsa electoral que ha construido el gobierno.-

Citan como ejemplo las elecciones parlamentarias el 4 de diciembre de 2005, cuando se eligieron: 167 diputados a la Asamblea Nacional, 12 diputados al Parlatino y 5 diputados al Parlamento Andino, todos afectos al gobierno, es decir sin ninguna representación de la oposición.

En estas elecciones, a decir verdad, quien ganó fue la abstención, pues con todo y trampa apenas concurrieron a votar el 26% de los votantes registrados, ergo el 74.74% de esos votantes se abstuvieron.

Hoy día los porcentajes contra el gobierno es mayor, sobrepasa el 85% de los  votantes registrados y a pesar de esa mayoría abrumadora podemos pasar otros cinco años sin representación parlamentaria. .-

Existe un ramo de opciones, mas creo que conveniente que debemos esperar que la oposición liderada por Juan Guaidó determinen la posición definitiva, nos guste o no su actuación, pues ese es el líder que tenemos y con todo los que pueden adversar o criticar es nuestro líder actual hasta que surja otro con poder de convocatoria.

Una alternativa sería María Corina Machado quien ha demostrado un coraje y un conocimiento político que la hace excepcional; pero no ha logrado penetrar en la voluntad de la gran mayoría de los venezolanos.

 

Deja un comentario