Sigamos hablando del “mercado” -2-

Spread the love

Por Eduardo Martínez

En esta entrega abordaremos el tema de la más importante ley económica: la “Ley de la Oferta y la Demanda”.

No es una ley, que para que se vean o sientan sus efectos, deba ser aprobada por un gobierno o un parlamento. Por lo que no es producto de una resolución ministerial o decreto presidencial.

La Ley de la Oferta y la Demanda es un comportamiento del mercado gracias a la interacción entre compradores y vendedores. Aunque, necesariamente, requiere que el mercado sea competitivo.

Un mercado competitivo es aquel en el que hay muchos vendedores y compradores.

Si hay muchos vendedores, el comprador logra conseguir el producto al precio más bajo posible, en la mejor calidad posible y en las mejores condiciones.

Si hay más compradores que productos en oferta, la tendencia es que los precios suban.

Los economistas que han trabajo la Ley de Oferta y Demanda han establecido un “modelo de oferta y demanda”, que no es otra cosa que dos curvas contrapuestas que mientras una sube, la otra baja.

El punto en el que estas dos curvas se cruzan, se dice que es el “punto de equilibrio”.

Este punto se considera que es el precio en el cual hay mayor satisfacción entre los compradores y vendedores: el precio más bajo que puede conseguir el comprador, para el mayor volumen de unidades -que a ese precio- puede vender el vendedor.

Ahora, si revisamos la curva que ilustra esta nota, encontramos que en la curva de la demanda (roja), a mayor precio los compradores compran menos unidades. En la curva de la Oferta (roja), a mayores precios, el vendedor está dispuesto a vender más unidades.

En el punto en el cual se cruza la curva de la oferta con la curva de la demanda, es el punto óptimo para ese mercado: el mayor volumen con el precio de equilibrio.

Eso no significa que se logre cubrir toda la demanda que los consumidores necesitan. Aunque es bueno resaltar, que en ese mercado de compradores y vendedores, a ese precio es el mayor volumen de producción u oferta.

En otra entrega, abordaremos el tema de cómo en un economía se consigue satisfacer la demanda de un producto.

Deja un comentario