Raúl Ochoa Cuenca: Entrevista al presidente del gobierno español Pedro Sánchez Castejón

Entrevista Imaginaria

Por Raúl Ochoa Cuenca

Sí, buenos días. Respondo a una llamada de número privado.

¿Don Raúl Ochoa Cuenca? Sí, con él habla.

Soy Juan Vicente Gomez, asistente del presidente Sánchez.

Mucho gusto. Dígame don Vicente.

Deseo informarle que el presidente Sánchez le ha concedido una entrevista para vuestra editorial Los papeles del CREM y lo recibirá en audiencia por no más de 20 minutos.

Pues muy bien señor Gomez, permítame darle las gracias a través de usted al presidente, por concederme esta oportunidad. Por favor, ¿me confirma el lugar y la hora?

Si claro. Será el domingo 26, a las 10.40 en el Salón Tàpies. Le agradecería que se presentase en el Complejo de la Moncloa mínimo con 40 minutos de anticipación en el edificio de los servicios, calle Eduardo Saavedra, 3, desde donde un funcionario de protocolo le acompañaría hasta el salón donde el presidente le recibiría.

Con esta entrevista que hoy le realizó al presidente del gobierno español, don Pedro Sanchez Castejón, cierro el ciclo de éstas que me ha llevado a conversar con, desde la familia presidencial venezolana, quien deshoja la margarita haciéndose la pregunta:      ¿me voy o me quedo? hasta la de un gran ex jefe militar del régimen, acusado de practicar la tortura y en general de cometer crimines de lesa humanidad en continuación, quien él, como muchos otros han visto abrírseles las puertas del Reino de España, hoy de la mano de los socialistas, de Sánchez, de Pablo Iglesias y de Juan Carlos Monedero, pero muy especialmente por el grado de amistad que estos líderes socialistas tienen con el presidente Nicolás Maduro, como por la influencia que ejerce y sin ningun disimulo el ex presidente Rodríguez Zapatero en este gobierno presidido por su delfín, el economista Pedro Sanchez Castejón.

Esta entrevista, probablemente la de más interés por lo que representa en estos momentos Pedro Sanchez en la escena internacional, pero también por la situación interna que atraviesa debido a las sospechas que recaen sobre su esposa, doña Begoña Gomez.

Efectivamente, hoy es el domingo 26 de mayo y como he concordado con el asistente del presidente, me presento con antelación en el edificio de servicios del Palacio de la Moncloa y me identifico. El agente de seguridad, un militar quien luce un impecable uniforme de la Guardia Civil, el cuerpo militar fundado por Francisco Javier Girón, Duque de Ahumada y V Marqués de Las Amarillas, en el ya muy lejano año de 1803, me pide mi identificación, sugiriendo de esperar y que yo sin perder tiempo, me arrellano en una muy cómoda poltrona, en la cual en el respaldar esta impreso el escudo de armas del Palacio de la Moncloa.

Después de pasados unos 20 minutos, llega una funcionaria de protocolo y pregunta por mi nombre, que al responderle me invita a acompañarlo. Es la primavera madrileña, que por decir lo menos, es hermosa y cautivante, estación que viene acompañada por el canto de aves que en voloteo se detienen a saciar la sed en las varias albercas, las cuales más que reservorios de agua, parecían alfombras de colores, sí distinguidos lectores, son plantas tan bien cuidados y tan bien combinadas que me hicieron creer que aquello que veían mis ojos era exactamente eso: alfombras multicolores.

Después de caminar unos 7 minutos de amena charla con esta joven señora andaluza, tan andaluza como el flamenco, ella y este servidor han llegado a la puerta del salón Tàpies, el salón de la Moncloa que lleva ese nombre en honor de Antoni Tàpies, un catalán, pintor, escultor y teórico del arte español, siendo uno de los principales exponentes a nivel mundial del informalismo. La señora que me ha acompañado se despide y me deja en guardia y custodia de otra elegante dama, esta, una de las secretarias del presidente Sánchez. Han transcurrido algunos 10 minutos cuando la secretaria me pide de seguirla y encuentro al presidente Sánchez vestido.con un blazer azul cruzado y calzado mocasines de primavera me extiende la mano y me invita a sentarme en frente de su butaca

Nos presentamos y de inmediato le hago la primera pregunta.   

¿Sabe usted presidente, que su gobierno es visto en muchos estamentos de la sociedad latinoamericana como un instrumento para que los corruptos y asesinos utilicen a España como un refugio seguro? Un refugio para que muchos criminales, por ejemplo  que han expoliado sus países, como es el caso de  Venezuela puedan gozarse y hasta exhibir sin disimulo dineros mal habidos? Permítame presidente incluir en ésta una segunda pregunta pero ambas muy relacionadas.

¿Sabe usted presidente que se comenta de forma insistente que su gobierno se hace la vista gorda para permitirles a estos delincuentes y pervertidos invertir en España y/o utilizar su sistema bancario para blanquear fortunas sustraídas al pueblo venezolano, ese mismo pueblo que le dio cobijo a cientos de miles de españoles que huían, unos de la dictadura postguerra civil y la mayoría de ellos al experimentar de dia y de noche esa sensación que se llama hambre?

Presidente Sánchez: Me parecen muy extrañas sus afirmaciones. Mi gobierno, ha demostrado ser un instrumento muy solidario con el pueblo venezolano. De hecho, hemos sido muy comprensibles, por ejemplo con la vicepresidente de Venezuela, la señora Delcy Rodríguez, quien nos ha explicado que el gobierno del presidente Maduro lo único que hace es defender a su pueblo de los ataques de intereses foráneos.

Lo interrumpo y le pregunto: Presidente, ¿o sea que usted sostiene que el gobierno de Maduro es víctima de decisiones injustas, por ejemplo, de la administración americana?

Sánchez: Es que tanto yo en el plano personal, como mi gobierno en el plano institucional, creemos y defendemos la total soberanía de las naciones.

Ochoa Cuenca: Entonces, ¿debo interpretar que para usted lo que ocurre en Venezuela es simplemente un proceso interno de un país donde sus decisiones, aun siendo contrarias al derecho internacional de los pueblos, deben ser respetadas y por lo tanto no criticadas?

Sánchez: Sí, exactamente.

Ochoa Cuenca: Presidente, le digo sin salir de mi asombro, ¿usted está consciente que en la Corte Penal Internacional reposan más de ocho mil denuncias por crímenes de lesa humanidad?

Presidente Sánchez:  Le repito señor Ochoa,no intervendremos en los asuntos internos de Venezuela, los socialistas del PSOE, así como los otros partidos de izquierda que me acompañan en el gobierno, tenemos confianza, tanto en el presidente Nicolás Maduro como en el presidente de la Asamblea Nacional, el camarada Jorge Rodríguez, como en su hermana, la vicepresidenta, quien, permítame decirlo,  es muy apreciada por mi familia.

Ochoa Cuenca: Bien presidente, ahora no tengo otra alternativa que hablarle de las reservas que tiene el pueblo venezolano, el 80%, según encuestas consideradas de gran seriedad, de su mentor político y gran amigo el ex presidente Jose Luis Rodríguez Zapatero de ser él parte de la conspiración en contra el pueblo de Venezuela. Se insiste en que el ex presidente Rodríguez Zapatero, su amigo, es el canciller in pectore del presidente Maduro ante los países europeos.  ¿Usted no cree presidente Sánchez, que sería conveniente que su gobierno aclarara todas estas dudas o reservas que, así la llaman, la Venezuela decente tiene con respecto a su gobierno?

Pero antes de contestarme esta pregunta le ruego que acepte amalgamar esta primera con lo siguiente: ¿Usted está al corriente de las relaciones de la vicepresidente de Venezuela Delcy Rodriguez con el ex ministro Jose Luis Avalos, quien la recibió en el aeropuerto de Madrid la noche que llegó con 40 maletas y que, según expertos, pesaban alrededor de 40 kilos cada una y de las cuales se sospecha que parte de la carga era compuesta por lingotes de oro sustraídas a la nación venezolana, no obstante la prohibición para esa señora de pisar suelo de la unión europea y que su amigo Jose Luis Abalos le gritó a los cuerpos de seguridad allí de guardia que él actuaba por sus instrucciones? Para completar este irregular cuadro el ex ministro estaba acompañado del asesor Koldo García, hoy enjuiciado por los tribunales españoles como sospechoso de graves delitos de corrupción.. Koldo García  quien resultó ser, antes de graduarse de asesor de su gobierno, portero de los saunas gay y de varios puti bars propiedad de su suegro el Sr. Sabiniano Gómez?

Presidente Sanchez:  (La verdad es que por la cara de Sánchez en ese momento no creo que le fuese muy simpático).

No se nada de estos hechos que usted menciona y menos de los comentarios maliciosos que usted hace en relación a un honesto y gran servidor de esta nación como lo es el ex presidente Rodríguez Zapatero. Con respecto a la vice presidente de Venezuela, lo único que puedo decirle es que antes de ella tener prohibida la entrada a la Europa unida, se veía frecuentemente con mi esposa para hablar sobre temas de mujeres.

Ochoa Cuenca. Bien presidente, el tiempo es inexorable y no he olvidado su condición que esta entrevista no podía superar los 20 minutos, por lo que me veo obligado, dada las circunstancias de preguntarle sobre la difícil situación en que usted se encuentra debido a que su esposa doña Begoña está, según informaciones de prensa siendo investigada por un juzgado de la Audiencia Nacional, como autora de delitos de tráfico de influencias.

He aquí la pregunta presidente: Si la autoridad judicial decidiera que hay suficientes indicios para que se formalice un proceso judicial en contra de su esposa, doña Begoña Gomez de Sanchez, ¿usted renunciaría a continuar como presidente del gobierno?

Presidente Sánchez: Eso no está planteado, porque mi esposa es simplemente una honesta trabajadora, quien con sus iniciativas ayuda a cuadrar nuestro presupuesto y ahorrar para el futuro de nuestras hijas; y con respecto a su abnegado trabajo en la Universidad, es consecuencia de una normativa que le permitió desarrollar esta iniciativa como es el de ayudar desde la Universidad a la empresa privada, y sí es verdad, ella de total buena fe extendió cartas de recomendación a ciertas empresas que, por casualidad y sólo por casualidad, el Estado consideró oportuno darle varios millones de euros como incentivos a sus iniciativas. Evidentemente, está demás decir que mi señora no obtuvo ni un céntimo por sus cartas de recomendación.

Ochoa Cuenca: Pero presidente, perdóneme, pero eso no es exactamente lo que el departamento anticorrupción de la Guardia Civil opina.

(Aquí el presidente olvida mencionar que esa norma la inspiró él a su paso por la secretaría general del PSOE…¡Qué casualidad presidente!).

El Presidente Sánchez continúa respondiendo.  Por lo que le puedo asegurar señor Ochoa, que estaré al frente de este gobierno por el entero periodo por el cual el parlamento me ha elegido.

Muchas gracias presidente, pero permítame unas palabras antes de dejar este hermoso salon  Tàpies: deseo con todo respeto expresarle, cara a cara, mi decepción por su persona, poco admirada antes y ahora para serle sincero totalmente negativa. No puedo irme presidente Sánchez sin reclamarle, como bisnieto de ciudadanos españoles, pero fundamentalmente como hombre comprometido con los derechos del ser humano, su vil actitud como es el ignorar la crisis que vive Venezuela, los rehenes judios que después de más de 200 días aún están a merced de unos cuantos bárbaros a quienes usted con su política los ayuda. Porque también es vil señor presidente del gobierno español, su actitud, al olvidar los vejámenes a que han sido sometidos los niños y las jóvenes violadas, sin poder olvidar a los bebés degollados en frente de sus padres en aquel fatídico día de octubre que a usted, por lo visto, poco le ha importado.

Hasta la vista presidente, hasta la vista presidente Sánchez.

Fuente: Los Papeles del CREM.

«Las opiniones aquí publicadas son responsabilidad absoluta de su autor».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *