Pompeo: Más países están desconfiando de las redes 5G de Huawei

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo esta semana que la “marea se está volviendo contra Huawei porque los ciudadanos de todo el mundo se están despertando al peligro del Estado vigilante del Partido Comunista Chino”.

En un comunicado, Pompeo explicó que los acuerdos de Huawei con las operadoras de telecomunicaciones en todo el mundo se están evaporando a causa de que sus países solo están permitiendo a proveedores de confianza para sus redes 5G.

“Ejemplos de esos países son la República Checa, Polonia, Estonia, Rumanía, Dinamarca y Letonia. Recientemente Grecia acordó usar Ericsson en lugar de Huawei para desarrollar su infraestructura 5G”, dijo el comunicado.

Algunas de las mayores compañías de telecomunicaciones en todo el mundo, destacó Pompeo, se están convirtiendo en “empresas de telecomunicación limpias”.

“Hemos visto esto con Orange en Francia, Jio en la India, Telstra en Australia, SK y KT en Corea del Sur,  NTT en Japón y O2 en el Reino Unido”, agregó.

Hace unas semanas, las tres grandes compañías de telecomunicaciones en Canadá decidieron hacer negocios con Ericsson, Nokia y Samsung, debido a que la opinión pública estuvo abrumadoramente en contra de que Huawei estableciera las redes 5G en Canadá, explicó Pompeo.

“La española Telefónica declaró en su Manifiesto Digital que la ‘seguridad es primordial’, y su director ejecutivo, José María Álvarez-Pallete López, dijo recientemente que la empresa estaba ‘orgullosa de ser una compañía de Camino Limpio 5G’”, detalla la nota.

Según el comunicado, Telefónica España y O2 de Gran Bretaña son redes totalmente limpias, y Telefónica Deutschland (Alemania) y Vivo de Brasil lo serán en el futuro.

“Mientras más países, compañías y ciudadanos pregunten a quién pueden confiar sus datos más delicados —sostuvo— la respuesta se hace más obvia: No al estado vigilante del Partido Comunista chino”.

“El impulso es a favor de 5G seguras”, concluyó Pompeo.

Apoyo bipartidista

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, dijo a mediados de febrero en la sede de la OTAN que ningún país miembro debería permitir que el gigante tecnológico chino Huawei entre en sus redes celulares de nueva generación.

Pelosi, en su vista a la OTAN, dijo que la invasión de la privacidad que resultaría de la integración de Huawei en las redes de comunicación 5G de Europa sería «como tener a la policía estatal, la policía estatal china, directamente en su bolsillo».

La congresista insistió en que dicha tecnología es demasiado sensible para poner en manos de los intereses chinos, a pesar de que pueden ofrecer dicha tecnología más barata, gracias al hecho de que la compañía usa conocimientos prácticos occidentales para construir sus sistemas.

«Si bien algunas personas dicen que es más barato usar Huawei, bueno, sí; es que es una iniciativa del Ejército de Liberación Popular que utiliza ingeniería inversa de la tecnología occidental», dijo la legisladora demócrata de alto rango a periodistas en Bruselas.

«Entonces, por supuesto, será más barata ponerla en el mercado. Y si es más barata, obtienen la cuota de mercado y luego (China) trae su autocracia de falta de privacidad «, añadió.

La administración del presidente de los EE.UU., Donald Trump, también ha planteado preocupaciones de seguridad nacional sobre Huawei, el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo, y está presionando agresivamente a los aliados occidentales para que excluyan a la compañía de sus redes inalámbricas de alta velocidad.

Funcionarios de la administración Trump, incluidos los algunos miembros de su gabinete, dicen que Huawei puede darle al gobierno chino acceso a datos de manera oculta, acusaciones que la compañía rechaza.

Estados Unidos ha estado tratando de que las naciones europeas prohíban los equipos de las redes celulares de próxima generación, pero los países evitan hacerlo por completo.

Gran Bretaña anunció el mes pasado que permitiría a Huawei participar en ciertas áreas no sensibles de sus redes.

Pelosi advirtió a los aliados de que no deben ceder ante la presión china para aceptar a Huawei. «No se puede vender la privacidad de las personas de su país», dijo Pelosi

Fuente: VOA

Deja un comentario