Las tarifas de la nueva Directv no serán tan simples como su nuevo nombre

SimpleTV, la empresa que asumió las operaciones en Venezuela de la operadora de televisión satelital Directv, anunció las tarifas de sus planes a sus dos millones de suscriptores.

La firma Scale Capital notificó el viernes pasado a través de un comunicado que completó la compra de las acciones de Galaxy Entertainment de Venezuela a Directv Latinoamérica y anunció que operaría bajo el nombre de SimpleTV.

La compañía publicó los precios de sus planes. Las tarifas de los dos más completos están expresadas tanto en bolívares como en dólares.

El Básico, con 72 canales, costará 778.331,50 bolívares o 1,16 dólares al mes; y el precio del plan Byte, con 100 canales, es de 3.113.326 bolívares (4,64 dólares).

El plan Gyga, con 152 canales, tiene un precio mensual de Bs. 11.205.289,68 (16,70 dólares); y el Tera, con 202 canales, de Bs. 19.303.963,12 (28,77 dólares).

SimpleTV precisó que las tarifas de sus dos planes más amplios son una oferta que estará vigente hasta el 15 de marzo de 2021. Luego de esa fecha, el Gyga costará 20,88 dólares y el Tera, 41,76 dólares.

Los precios corresponden a suscriptores con un solo decodificador en sus hogares. Los equipos adicionales cuestan 2.334.994,50 bolívares por unidad o, lo que es lo mismo, 3,48 dólares al mes con impuestos incluidos.

La activación del plan Tera requerirá contar con al menos un decodificador de alta definición. Los planes entrarán en vigor el 14 de diciembre próximo. La oferta de SimpleTV no incluye aún los canales premium.

Una buena porción de los suscriptores de Directv en Venezuela, hoy SimpleTV, disfrutan su servicio con decodificadores alquilados. SimpleTV acotó que podrán comprarse a un precio promocional hasta el 31 de diciembre próximo por 15.566.629,98 bolívares o 23,20 dólares -o en cinco cuotas mensuales.

Oferta en plena crisis

Alberto Marín Morán, periodista especializado en telecomunicaciones, opina que los planes de SimpleTV dan “un justo valor” al servicio en medio de condiciones económicas y logísticas adversas, pero anticipa un efecto impulsor de las tarifas en otras empresas del sector e, incluso, de telefonía e Internet.

“La disparidad (de precios) es muy grande, va a generar mucho ruido en el mercado. El plan básico estará al alcance de un buen porcentaje de la población, por encima de un dólar, más que el salario mínimo”, dice a la Voz de América.

El salario mínimo mensual del país, al igual que las pensiones de vejez, es de 400.000 bolívares, solo 59 centavos de dólar estadounidense, de acuerdo con la tasa oficial de cambio. El plan de mayor costo de la nueva Directv asciende, entonces, el equivalente a 48 salarios mínimos en Venezuela.

Venezuela atraviesa una crisis social, económica y política que la oposición al chavismo gobernante ha calificado como una emergencia humanitaria compleja.

Sus habitantes experimentan los efectos de una constante devaluación de la moneda local, el bolívar. El dólar se ha convertido en referencia en la economía interna desde 2018 y, mientras, impera la hiperinflación desde finales de 2017.

Marín Morán cree “absurdo” que SimpleTV pretenda cobrar la afiliación de los decodificadores de la vieja Directv, que ya están en manos de los usuarios.

Prevé que haya una “gran contracción” de usuarios de la empresa, pero advierte que no tiene sentido migrar a otras operadoras de televisión satelital, como Inter, cuyo costo de instalación es de entre 150 y 200 dólares.

Corte, arresto y polémica

Cifras del Estado venezolano ubican a Directv como la empresa de televisión por suscripción con mayor cantidad de clientes, con cerca de dos millones de contratos. Se calcula que 13 millones de venezolanos disfrutan de su servicio.

El servicio de Directv estuvo interrumpido por 85 días entre mayo y agosto. AT&T, matriz estadounidense de la operadora, decidió el 19 de mayo pasado suspender las operaciones en el país alegando que le resultaba “imposible” cumplir con los requisitos legales tanto de Venezuela como de Estados Unidos.

Las sanciones económicas de la Casa Blanca contra el poder ejecutivo en disputa de Nicolás Maduro prohíben la oferta de las televisoras locales Globovisión y PDVSA TV de parte de compañías estadounidenses, mientras el organismo que regula las telecomunicaciones en Venezuela, Conatel, exigía mantenerlas al aire.

Las autoridades maduristas arrestaron en mayo a tres ejecutivos de Directv Venezuela tras la suspensión abrupta del servicio. El mismo día en que la firma Scale Capital reactivó la señal, el 14 de agosto, los liberaron.

Cuando asumió las operaciones, Scale Capital, hoy SimpleTV, anunció que brindaría el servicio de forma gratuita por tres meses. La semana pasada extendió la oferta por un mes adicional, hasta diciembre.

La compañía especificó la semana pasada que operará bajo el nombre comercial de “SimpleTV” tras firmar un acuerdo de traspaso de tecnología y uso de marca con el operador móvil chileno “Simple”, también de inversión de Scale Capital.

“El servicio continuará siendo ofrecido utilizando la infraestructura regional de Directv”, especificó en un comunicado.

SimpleTV detalló que “muy pronto” abrirá su registro de clientes en su página web y agradeció a sus usuarios por su “paciencia”.

Fuente: VOA

Deja un comentario