La Escalera Social

Spread the love

Simón Jiménez Salas

Simón Jiménez Salas, abogado, profesor universitario, juez, magistrado, tiene una reconocida y respetada experiencia en el ámbito judicial. El manejo de lo conceptual y la clara lógica de su análisis, hace que su parecer sea permanentemente consultado por exalumnos, amigos y colegas. En “La escalera social”, Jiménez Salas se detiene a reflexionar sobre la movilidad social en el contexto de la realidad humana.

Por Simón Jiménez Salas

Las sociedades tienen niveles caracterizados y diferenciados por factores diversos, sociales, económicos, religiosos e intelectuales, entre muchos más,   que deben ser permeables  para  permitir el acceso  de quienes tienen niveles inferiores   y lograr un equilibro funcional, humano, y necesario que la proyecte hacia un desarrollo sostenido.-

El elemento permisivo de la permeabilización es LA OPORTUNIDAD  de la que debieran estar informados los integrantes de la sociedad  para que ello sea una potestad personal, pero que también sea una verdad.

Hay una vieja historia de un portero en un  Bar, quien tenía más de 20 anos en el ejercicio de la portería, casi desde de niño, hasta que se produjo un cambio de dueño, quien lo despidió por no saber leer y escribir.- Se fue a su casa, pero previamente compró instrumentos y materiales para arreglarla.- Vino un vecino y le pidió comprar una de sus herramientas, luego otro y otro vecino. Hasta que decidió viajar y traer herramientas por montón y así empezó con una ferretería que con el tiempo se tornó gigantesca, pues venia gente de todos los pueblos cercanos.- Aquel portero se hizo millonario y empezó a donar para el pueblo escuelas y hospitales.- Por ello decidieron darle la llave de la ciudad y en pleno acto cuando le llamaron a firmar el acta manifestó que no sabía leer ni escribir  y el Alcalde dijo: “Si su señoría no sabe firmar y es millonario, que sería si supiera leer y escribir.- PORTERO DE BAR, afirmó el homenajeado.-

Hay historias reales sobre personas que desde niveles inferiores han escalado niveles superiores y personales como la de Frederick  Ross Johnson quien fuera  CEO de Nabisco (1986-1988) o la singular historia de ROSS PEROT  un multimillonario quien en una expresión suya “Poca gente en este país ha tenido la suerte de vivir el sueño americano como yo lo he vivido»,  evidencia lo infinito que puede lograr el hombre cuando recibe oportunidades. Este  Texano que vino desde la marina americana, inició su propia compañía de computadoras con 1,000 dólares en 1962, y la vendió a la General Motors por 2.5 mil millones de dólares en 1984. Estos tuvieron la oportunidad;  y por tanto la potestad, la ejercieron y accedieron a niveles superiores

En lo intelectual es la dedicación al estudio y la responsabilidad escolar y estudiantil  la que apertura automáticamente el ascenso a  nuevas y más elevadas opciones de nuestro  mundo para  después ingresar  a la sana y estimulante competencia. Es el caso del escritor Irlandés FRANK McCOURT autor de “Las Cenizas de Ángela” y “Lo es”, que en estas dos obras refleja la injusticia de la vida en la sociedad donde la igualdad no existe, sino más bien una especie  de egoísmo  de los que están en mejores condiciones, pero que logra situarse y ascender hasta llegar a ser quien fue con un gran afán de superación y haber tenido la oportunidad para ello, que no desperdició. En similar caso se encuentra el Nobel trinitario   Vidiadhar Surajprasad Naipaul, más conocido como V. S. NAIPAUL (El Sanador Místico y Los Simuladores”),

Lo social  es la situación en que una persona se encuentra frente al universo de opciones, bienes, servicios, caminos y elementos que le circundan para vivir cada día mejor.- Lo social  tiene el problema que depende algunos de los otros factores señalados para ascender, que no tiene autonomías, de forma que hay que conjugarlo en forma integrada.

He observado que muchas de nuestras sociedades latinoamericanas se estratifican en forma rígidas y van sembrando distancias diferenciales, oceánicas,  entre un estrato y otros estratos,  uno y otro nivel,  que dificultan el ascenso social; es más, generan barreras porque disfrutan la dependencia de otros y del dolor frustrado de los menos por la carencia de oportunidades. Es el rico que alimenta la distancia frente al pobre, o el intelectual que goza de la ignorancia de otros.-

La política y los políticos, como expresión de esas sociedades, son en mucho los promotores y cultivadores de esa estratificación rígida. Esa política se estratifica desde el propio partido cuando internamente se grupalizan para impedir la protagonización de otros, impidiendo la alterabilidad interna con segregación de pretensiones licitas. Esta actitud dentro del instrumento político lo disparan hacia afuera, hacia la sociedad toda,  generando diferencias sociales cada vez mayor que cultiva el odio social, el resentimiento, la envidia y que cargan a las personas de estímulos negativos al escenario en que se desenvuelven. Esa concupiscencia del poder, no integra sino que desintegra.-

Lo que es peor, en la estratificación y en la concupiscencia del poder se generan sorderas y cegueras, ridículas justificaciones para no oír ni ver la realidad de un sentimiento que empieza a bullir, cuya presión contenida permite la entrada de antítesis a contrario de aquello que ilusionan los marginados de la sociedad. Es el momento en que se van detrás del hombre a caballo que le promete niveles mejores, sin decirle en qué consisten. Se empieza con expresiones contra los políticos “todos son Iguales”, “son todos ladrones” y van alimentando la abstención en las participaciones electorales, un desaire contra lo que se tiene, por lo que se debería tener.-

A veces surgen válvulas orgánicas que disminuyen la presión cuando el pueblo empieza a organizar ONGS (Organizaciones No Gubernamentales)  para realizar actividades que incumben a los partidos, lo cual significa que el mal ya está hecho, que existe y que no se quiere ver.-

Los dirigentes actuales de aquellos países que todavía tienen tiempo de frenar los dramas que algunos pueblos viven,  deben permeabilizar los ascensos sociales sin discriminación de ningún tipo en escalas sociales para que suban peldaños que signifiquen la oportunidad necesaria para subir a subsiguientes niveles.- Para ello hay que hacer énfasis en lo social, reconociendo e inventariando la verdad existente para generar las oportunidades necesarias que permita  subir la escalera social, como, por ejemplo, promoción del hombre,  microcréditos empresariales y artesanales para la muy pequeña industria, el acercamiento entre pueblos y ciudades con grandes vías de comunicación, infraestructuras intermedias; acceso total a los sistemas de salud,  a la educación y a una infinitas  infraestructuras recreativas y deportivas.-

La situación irreconciliable entre el hombre y los partidos emites campanadas que hay que saber oír, pues la especulación aberrante del ser humano esclavizado, obediente y pasivo, no pasa de ser  un disfraz del que sufre y espera su oportunidad; ya no para su bienestar, sino para la venganza.-

Hay quienes estamos viviendo las consecuencias de esa experiencia y por ello le dejamos este testimonio personal para la reflexión.-

República Dominicana, 22 de septiembre del 2010.-

sjs0007@gmail.com

Deja un comentario