Julio Borges advierte que al gobierno no le cuadran las cifras de vivienda

El coordinador nacional de Primero Justicia, Julio Borges, recordó que para la fecha de este domingo 25 de marzo, deberían  haber 46.448 viviendas entregadas de las 200 mil prometidas para el 2012 por el Presidente, “pero de acuerdo a nuestra Operación Lupa se han registrado anuncios de entregas de sólo 15.394 viviendas a la fecha”.

Borges se refirió a las cifras oficiales del Banco Central de Venezuela sobre vivienda en contraste con las entregas de casas por parte del gobierno. “Desde Primero Justicia con nuestra Operación Lupa hemos venido semana tras semana desenmascarando el show mediático permanente en el que lamentablemente se convirtió la Gran Misión Vivienda, jugando con la esperanza de un pueblo que merece un techo digno para su familia. Al revisar las cifras oficiales nos damos cuenta que no cuadran por ningún lado, dejando en evidencia un engaño de tal magnitud que se le ven las costuras al Gobierno en su pretensión de burlarse de los venezolanos”.

Destacó Julio Borges que recientemente el Banco Central de Venezuela publicó su informe sobre construcción para el IV trimestre de 2011,  “vemos como lamentablemente el Gobierno logró imponerse sobre los técnicos de esa institución obligándolos a reportar las supuestas viviendas construidas por el Poder Popular, cosa que no había ocurrido jamás en los años que se viene elaborando este informe, y que resulta una gigantesca burla al pretender hacernos creer el cuento que una vivienda rehabilitada o mejorada cuenta como una vivienda nueva”.

El parlamentario explicó que en el reporte del BCV se hace el desglose de las 146.643 viviendas anunciadas para el 2011, indicando que 62.783 corresponden al Gobierno como tal, 33.594 son del Poder Popular, que corresponden a la transformación de ranchos y rehabilitaciones, y 50.266 fueron construidas por el Sector Privado. “Pero resulta que la información dada por el Ministro de Energía y Petróleo a comienzos de año aseguraba que el Gobierno había construido 55.481, el Poder Popular 47.410 y el Sector Privado 43.823 ¿Cuáles son las cifras entonces?”.

“Peor aún, durante su Memoria y Cuenta el Presidente le preguntó a la Ministra encargada de las Comunas y le respondió que eran 42 mil las viviendas del Poder Popular y una semana antes el Presidente del Banco Nacional de la Vivienda había dicho que eran 50 mil. Entonces: ¿Cuántas son las del Poder Popular? ¿33 mil, 42 mil, 47 mil ó 50 mil? Así será de cuento todo esto, que ni siquiera se ponen de acuerdo para decir la misma cifra ¿Cómo le vamos a creer entonces al Gobierno esa cifra de 146 mil viviendas construidas en el 2011? La pregunta que le hicimos al Presidente sigue sin respuesta: ¿Cómo siguen en refugios más de 100 mil damnificados si supuestamente se construyeron más de 100 mil viviendas?”, se cuestionó Julio Borges.

Enfatizó el líder de la tolda amarilla que “es tan obvio el engaño que al revisar el comportamiento de los componentes básicos de la construcción como cemento, cabilla, granzón, arena, etc. No se corresponde para nada a este salto cuántico del número total de viviendas”.

¿Quién se va a creer el cuento que se duplicó la construcción de viviendas con respecto al 2010, si las ventas de cemento han estado prácticamente iguales desde el 2007? Apenas subió 6,7% en el 2011 luego de una caída de ?10,5% en el 2010. Las ventas de cabilla apenas se recuperaron 14,6% luego de una dramática caída de ?27,8% en el 2010, y las ventas de granzón, arena y similares sólo aumentó 9,7% en el 2011 luego de un retroceso de ?26,2% en el 2010 ¿Cómo se explica esto de muchísimas más casas construidas y con las ventas de los materiales no ocurrió igual? No más cuentos”.

Aseveró Julio Borges que “está claro que el  Gobierno nacional está acabando con la construcción privada, que ha venido cayendo dramáticamente a menos de la mitad de lo que se construía en el 2008 como resultado de todas las amenazas, controles y expropiaciones. El área de construcción privada  permisada  disminuyó ?25,5% en el 2011, luego de perder ?21,9% en el 2011 y ?17,6% en el 2009. El 21,4% de las obras privadas están paralizadas, nivel máximo en los últimos 8 años”.

“Por eso insistimos que ya está bueno de burlarse de la esperanza de un pueblo que clama por una vivienda digna. Resulta insólito que el Presidente pretenda hacernos creer que cualquier remodelación de una casa ahora cuenta como una vivienda nueva para enfrentar el déficit habitacional. Por eso en pocos meses Venezuela va a cambiar, con Henrique Capriles Radonski que asumirá el tema de la vivienda con seriedad, convocará a todos los sectores del país para enfrentar como corresponde la crisis habitacional. Llego la hora del progreso. Hay un

Fuente: Prensa PJ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *