Gobierno formalizó centralización de las importaciones

Spread the love

decreto-corpoex-centralizacion-importacionesNicolás Maduro, anunció el pasado  viernes un segundo conjunto de acciones económicas dirigidas a impulsar las fuerzas productivas del país para ejecutar «una nueva etapa de la revolución económica».

Parte esencial de las decisiones, que se transmitieron a todo el país en cadena nacional de radio y televisión, tiene que ver con el nacimiento de dos instituciones del Estado dirigidas a desarrollar una política nacional de administración de divisas, que apunte a la simplificación y a la eficiencia.

Se trata del Centro Nacional de Comercio Exterior y la Corporación Venezolana de Comercio Exterior, que están contenidas en una ley que dictó el Ejecutivo tras la habilitación para legislar que le otorgó la Asamblea Nacional (AN) el pasado 19 de noviembre. «Dos instituciones nuevas para la nueva etapa de la Revolución Económica», expresó en Consejo de Ministros, realizado en el Palacio de Miraflores, sede del Gobierno en Caracas.

El Centro Nacional de Comercio Exterior, adscrito a la Vicepresidencia Económica, tendrá por objeto desarrollar e instrumentar la política nacional de administración de divisas, de exportaciones, importaciones, inversiones nacionales y extranjeras.

La intención es «ordenar la administración de divisas en función del desarrollo y cortar de raíz el ladronaje del ‘cadivismo’, como expresión perversa del rentismo petrolero», dijo Maduro.

El mandatario ha denominado como ‘cadivismo’ los ilícitos cometidos con las divisas que autoriza el Estado venezolano a través de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), que otorga la moneda extranjera a los diferentes sectores a un tipo de cambio de 6,30 bolívares. El Gobierno, en una lucha contra la corrupción, ha detectado irregularidades de algunas empresas que se hacen de estas divisas y las desvían para otros usos, como el ilegal mercado paralelo de dólares, con precios especulativos.

Cadivi y el Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad), un método basado en subastas semanales por sectores por las que el Estado asigna divisas, quedan entonces bajo el control directo del Centro Nacional de Comercio Exterior.

El nuevo ente deberá ejecutar el programa de divisas de la nación, crear un plan nacional de importación, orientar las estrategias de estímulos de la exportación y de inversiones extranjeras, hacer seguimiento y control a los programas de inversiones en el exterior y crear una fuente adicional de divisas para la República, entre otra tareas. Maduro indicó que se retomará con mucha fuerza la política de sustitución de importaciones.

Con el Centro también se elaborará un nuevo registro de personas naturales y jurídicas con necesidades de divisas. «Vamos a hacer un nuevo registro, a depurar el que se creó y que ha sido penetrado por el capitalismo», enfatizó.

Como vía para fortalecer el control posterior de las divisas entregadas, el novel organismo deberá exigir mediante contrato las garantías de fiel cumplimiento de las personas jurídicas que accedan a los dólares.

Orden en las importaciones

La Corporación Venezolana de Comercio Exterior (Corpoex) será el órgano fundamental del relacionamiento externo del país. Organizará y garantizará las importaciones, a fin de cubrir las necesidades del país, y promoverá las exportaciones no petroleras. Para ello, dirigirá un conjunto de empresas del Estado e impulsará alianzas con compañías privadas.

Maduro fue enfático al señalar que la entidad deberá simplifcar los trámites a fin de lograr la mayor eficiencia posible. De este modo, se aspira a desterrar la corrupción de estas tareas fundamentales.

Con la Corporación se crea un conglomerado de empresas del Estado, que abarca a: Agropatria, referida a las maquinarias e insumos agrícolas; Bariven (equipos industriales); la Corporación de Abastecimientos y Servicios Agrícolas (Casa), para los alimentos; CVG Internacional; Suministros Venezolanos Industriales (Suvinca), que abarca repuestos, electodomésticos y vehículos; Venezolana de Exportaciones e Importaciones (Veximca), y cualquier otra empresa del Estado, previa aprobación del Presidente de la República.

Con este organismo, Maduro confía en que en 2014 se verá un florecimiento del comercio exterior y una regularización de la economía. «Apostemos con la máxima fuerza de nuestra voluntad a transformar todo y a crear esta nueva institucionalidad de manera inmediata y sana», expresó.

Al frente de la Corporación estará el actual presidente del Banco de Comercio Exterior (Bancoex), Ramón Gordil, mientras que el Centro estará encabezado por el ministro de Comercio, Alejandro Fléming. Ambos, junto con sus demás directores, tomaron juramento este viernes.

«Ha llegado el momento de una gran revolución productiva, económica, diversificadora, creadora de riqueza para Venezuela; una gran revolución económica que consolide el nuevo sistema social creado en la Revolución, de las misiones sociales; que consolide la gran revolución democrática política y eche bases sólidas de una economía productiva», expresó el Presidente en su alocución.

Fuente: AVN

Deja un comentario