Francisco Contreras: ¿Hiperinflaciones o explosión inflacionaria?

Spread the love

Por Francisco J Contreras M
La hiperinflación o explosión inflacionaria son las manifestaciones de muchos males que proceden esencialmente de la debilidad institucional de un país. Como referencia histórica poseemos los criterios de Phillip Cagan y para el caso Venezuela hemos procesado la información mejor documentada y susceptible de evaluación estadística y encontramos paradojas:

1. En países en condición hiperinflacionaria, según el criterio de Phillip Cagan, 100% de inflación persistente durante tres años solo aplica en dos casos Grecia y Nicaragua. Si el procedimiento utilizado consiste en la observación de 50% de inflación mensual por más de 12 meses consecutivos solo 20 países han presentado esa condición. Sin embargo, la tabla de Hanke-Krus, extiende el análisis a 56 países como integrantes de la historia de las hiperinflaciones del mundo. Venezuela ha mostrado de manera intermitente esas circunstancias desde el año 2014, nuestro país ha exhibido los signos de un ciclo inflacionario de larga duración sin tendencia al equilibrio (más de 34 años con inflación de dos dígitos https://wp.me/pulKM-2PQ).

2. La hiperinflación o explosión inflacionaria, en ausencia de data oficial confiable y oportuna sobre escasez y la inflación, puede evaluarse a través de criterios cualitativos. Asumimos un contexto hiperinflacionario o explosivo de la inflación cuando se manifiesta de manera conjunta y extrema la aparición de los siguientes signos:

• El bolívar deja de servir como medio de pago de muchos bienes y servicios.
• Los precios de los bienes y servicios se presentan preferencialmente en moneda extranjera.
• Hay aversión hacia el mantenimiento de saldos de dinero en efectivo y en cuentas bancarias.
• No hay estadísticas oficiales confiables y oportunas sobre la inflación y la escasez.
• Hay diferentes precios para un mismo bien en sitios diferentes.
• No se consiguen los bienes que se necesitan.
• Se realizan compras por encima de las necesidades por temor a escasez.
• Los precios de los bienes aumentan significativamente cada mes.
• Se recurre al trueque para aprovisionarse de bienes.
• La presencia de colas para comprar bienes y servicios.

(*) Profesor del doctorado de la Facultad de Economía de la Universidad de Carabobo.

Deja un comentario