FMI-BM: La supervisión bancaria en tiempos de Covid-19

Spread the love

El enorme shock macrofinanciero causado por la pandemia continúa haciendo estragos en la economía mundial y tanto los bancos como los deudores se hallan bajo una gran presión.

Los supervisores se enfrentan a desafíos que requieren medidas decisivas para garantizar que los sistemas bancarios apoyen la economía real, preservando al mismo tiempo la estabilidad financiera.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó nueve recomendaciones, del FMI y el Banco Mundial (BM), para ayudar a los supervisores a transitar territorios inexplorados y se exhorta a estar atentos para que no se tomen medidas que sean incongruentes con las normas internacionales.

En FMI considera que “esto es fundamental para impedir que la crisis sanitaria y económica se transforme en una crisis financiera”.

“El sector bancario tiene un papel crítico que cumplir para mitigar el shock macroeconómico y financiero sin precedentes causado por la pandemia dando apoyo a los prestatarios afectados y manteniendo el flujo de crédito hacia la economía real, sin dejar de preservar la estabilidad financiera”.

Si bien el sistema bancario mundial es hoy mucho más sólido que durante la crisis financiera de 2008, el FMI señala que “a medida que los agudos problemas de liquidez deriven en problemas estructurales de solvencia, aumentarán los incumplimientos de deudas y se intensificarán las presiones sobre el sistema bancario”.

Con estas situaciones “podrían producirse otros shocks adversos en las condiciones económico-financieras”.

Por ello, el FMI y el Banco Mundial “han adoptado una posición unificada para asistir y apoyar a nuestros países miembros”.

“Estas recomendaciones conjuntas contribuyen al desarrollo, el seguimiento y el fortalecimiento de las políticas para sostener la salud financiera durante esta pandemia y, lo que es igualmente importante, para transitar la recuperación”.

Para leer el documento original, hacer click en el siguiente enlace:

https://blog-dialogoafondo.imf.org/?p=13580

Fuente: Con información de un paper suscrito por Tobias Adrian y Ceyla Pazarbasioglu.

 

 

Deja un comentario