FED mantiene intacta la tasa de referencia

Funcionarios de la Reserva Federal indicaron el miércoles que esperan reducir su tasa de interés de referencia tres veces durante 2024, a pesar de que la inflación seguía en un nivel sorprendentemente alto a principios de año. Sin embargo, prevén nuevas reducciones en 2025 y elevaron levemente sus pronósticos de inflación.

Al finalizar su reunión, los funcionarios dijeron que mantuvieron la tasa intacta por quinta vez consecutiva.

En sus nuevas proyecciones trimestrales, los funcionarios de la Fed pronosticaron que el crecimiento fuerte y la inflación alta persistirán durante este año y el próximo. Por lo tanto, proyectaron que las tasas de interés permanecerían levemente altas durante más tiempo.

Ahora prevén tres reducciones en 2025, una menos que en sus proyecciones de diciembre. También prevén que la inflación “básica”, que excluye los rubros volátiles de alimentos y combustibles, seguirá en 2,6 % a fines de 2024, comparado con su expectativa anterior de 2,4 %. En enero, la inflación básica era de 2,8 %, según la medición preferida por la Fed.

Los pronósticos en su conjunto sugieren que los autores de la política económica siguen previendo una combinación inusual en la economía estadounidense: un mercado laboral robusto y una economía sana juntamente con una inflación que sigue enfriándose, aunque de manera más gradual de lo pronosticado hace tres meses.

La mayoría de los economistas sostienen que la reunión de la Fed en junio será la ocasión más probable para anunciar su primera reducción de la tasa, que empezaría a revertir los 11 aumentos iniciados hace dos años. Los aumentos de la Fed han ayudado a reducir la inflación, de su pico de 9,1 % en junio de 2022 a 3,2 %. Pero con ello, ha aumentado el costo de los préstamos para negocios y hogares.

Cuando la Fed aumenta las tasas de interés más allá de su tasa neutra, trata de retardar el crecimiento e inhibir la inflación. Si la tasa neutra es de hecho más alta de lo que la Fed pensaba, su tasa de interés clave debe ser más alta también, a fin de enfriar la economía y la inflación.

Dos reportes recientes apuntan a una inflación más alta de lo previsto. Uno mostró que los precios al consumidor aumentaron de enero a febrero a una tasa mayor a la meta deseada por el banco. El otro mostró que la inflación mayorista está sorprendentemente alta: indicio de que las presiones inflacionarias podrían hacer que los precios al consumidor sigan elevados.

Fuente: VOA con informaciones de AP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *