Editorial: Sin comida no hay Paraíso

editorialLa suspensión de mercados a cielo abierto de Mercal en varias zonas del país el pasado sábado, y a una semana de las elecciones parlamentarias, evidenció la grave crisis económica del país y la falta de gobierno.

El viernes no sólo se anunció la realización de los mercados de Mercal. Se cerraron las vías e instalaron los toldos donde al día siguiente se venderían los productos de la cesta básica que no se consiguen.

Desde el mismo viernes en la noche, se organizaron largas colas de compradores. Sin embargo, el sábado los alimentos no llegaron a los mercados.

Hasta el momento, no sabemos a que obedeció la suspensión de los operativos. En varios puntos del país, los frustrados compradores trancaron vías para protestar.

En el caso de este gobierno, que no ha escatimado esfuerzo y los recursos del Estado para captar los votos en los procesos electorales, resultan raras o sospechosas las razones que estuvo para no abastecer a los mercados.

El juego, si es que fue hecho ex profeso, resulta sumamente peligroso en momentos en que las grandes mayorías se siente en estado de necesidad permanente.

Eduardo Martínez

Editor www.economiavenezolana.com

Deja un comentario