Editorial: La sustitución de las empresas venezolanas

Spread the love

editorialEl lanzamiento de un programa de sustitución de importaciones, anunciado por el gobierno esta semana, es causa de alarma para los sectores productivos y laborales del país.

Concebidos con la participación de empresas de China, bajo la modalidad “mixta”, pareciera establecer más una mayor dependencia con el país asiático, que una acción para favorecer a la industria nacional.

Hasta ahora, la experiencia de la participación de empresas chinas en el sector construcción, ha significado la masiva importación de mano de obra china, en detrimento del trabajador venezolano.

Asimismo, el financiamiento de China a Venezuela, pagado con envíos de petróleo, ha significado la aplicación nuevamente en Venezuela de modalidades coloniales, en la que conquistadores cambiaban espejitos por pepitas de oro.

De esta manera, Venezuela se ha llenado de productos chinos y una colección de fábricas venezolanas cerradas, por efecto de la importación desproporcionada de productos chinos.

Esto ha sido una desleal competencia, favorecida por la insaciabilidad fiscal del gobierno, que abre las puertas a importaciones que las más de las veces no pagan los impuestos de importación, ni cumplen las normas de calidad locales, que si le imponen a los productores nacionales.

Por ello el nuevo anuncio, de sustituir importaciones con la modalidad de empresas chinas, tiene todos los visos de una trampa jaula, donde lo único sustituido serán las empresas y los trabajadores venezolanos.

Eduardo Martínez

Editor www.eastwebside.com

Deja un comentario