Editorial: La política de “Ojos que no ven, corazón que no siente”

El día de ayer, jueves 30 de julio, fue terrible para la economía mundial. Estados Unidos mostró sus cifras económicas para el segundo trimestre del año, y puso a temblar a los mercados.

La economía cayó 32,9 por cierto en tres meses. La caída más alta del Producto interno Bruto (PIB) de la historia de EEUU.

Desde la Gran Depresión de 1930, la peor caída de la economía había sido en 1958, cuando alcanzó un 10 por cierto.

Esa cifra de casi 33%, significa que los EEUU produce un tercio menos que en el primer trimestre.

Y si produce menos, importa menos. Lo que afectará enormemente a las economías de los países que exportan hacia los EEUU.

La revelación este jueves afectó de inmediato a Wall Street, donde cayeron sustancialmente los precios de acciones, bonos y materias primas. Entre ellas el petróleo, el principal bien de exportación venezolano.

En su nota de prensa, la oficina que lleva las estadísticas económicas de los EEUU, señaló que la cauda de esta caída –que pone al país en una gran depresión- se debía a las medidas excepcionales que se tomaron en abril para evitar el contagio del Covid-19.

Pero Estados Unidos no es el único país afectado económicamente por el Covid-19.

Colombia, nuestro país vecino de “al lado”, con 286 mil casos de contagios y 9.800 muertos, enfrenta el desempleo de 5 millones de colombianos que se quedaron sin trabajo como consecuencia de las medidas de cuarentena.

¿En Venezuela?. Realmente no sabemos. No estamos seguros de las cifras oficiales del impacto del virus en número de contagiados y muertos. Mucho menos, en materia económica. Los analistas desde hace mucho tiempo no tienen confianza en las estadísticas oficiales.

Tal vez, se está aplicando una política basada en un viejo dicho: “Ojos que no ven, corazón que no siente”.

Eduardo Martínez

Editor www.eastwebside.com

Deja un comentario