DDHH en Venezuela – Se acata pero no se cumple

Por Eduardo Martínez

Tal vez la mejor imagen, para graficar lo que sucede en estos tiempos, es una viñeta de Quino, un genial artista argentino del siglo XX.

En esa “historieta”, al mejor estilo de los suplementos de la época, el argentino graficó lo que sucedía en la Argentina en momentos de sucesivos episodios de represión.

En siete cuadros ilustró la historia, de dos ciudadanos prehistóricos, que son increpados por uno trío de cromañones sobre qué piensan del  “Gran jefe Tribu”.

El primero de estos ciudadanos, señala que “Viva Gran Jefe de Tribu”. En tanto el segundo, advertido que “tienen “órdenes de respetar sus ideas”, levanta el dedo índice y proclama que “Ser un Mamut”.

Acto seguido, los cromañones con sus mazos aplastan al pobre hombre. Quedando en la ilustración sus restos aplanados, sobresaliendo la mano con el dedo índice apuntando el cielo.

En el último cuadro, los cromañones le dicen al hombre: “Nosotros tener orden de respetar tus ideas, no tu persona”.

Podemos decir que esta ingeniosidad de Quino, es una caricaturización, llevada a tiempos prehistóricos, de la famosa frase de época colonial española en América: “Se acata, pero no se cumple”.

En la colonia, el Rey español era la máxima y única voz. A miles de kilómetros de distancia, sus dictámenes eran interpretados por virreyes, y los enviados del Rey.

En la América republicana, es la Constitución la que tiene la primera y última palabra. Hasta los dictadores lo reconocen, cuando para ejercer un poder a la medida de su gran poder, deciden re escribirla para poder señalar después que ellos “cumplen” los dictados de la Constitución.

Es así como la retórica de los discursos y declaraciones de estos autoritarios mandamases están llenos y pletóricos de expresiones de “acatamiento” a los mandatos constitucionales. Lo que obedece más, a los requerimientos internacionales de la “Declaración de los Derechos Humanos”, que los obliga lavarse la cara cada tanto.

Sin embargo, es el “remake” moderno del “se acata, pero no se cumple”. Expliquemos mejor:

Si bien, la Constitución establece que los ciudadanos tienen el derecho “a elegir y ser elegido”, pareciese que en una letra tan chiquita -que no la vemos- a pie de página existiese un corto mensaje: “Ciertas condiciones aplican”. Lo que es una manera de evitar el cumplimiento del mandato constitucional.

Así ocurre con el derecho al “libre tránsito”, que en las condiciones que se aplican, se restringe el suministro de combustibles, se retrasa la posibilidad de obtener los documentos de identidad, o se le retira y anula al ciudadano en los pasos fronterizos; el derecho a la salud y la educación; y sobre todo, el derecho a la justicia y la vida. Todos estos derechos bajo las limitaciones de “ciertas condiciones que aplican”.

Es así amigo lector, no hable tonterías, que aquí se acata y respetan los derechos humanos, pero que “ciertas condiciones que se aplican” tendrán que ver con su cumplimiento.

editor@eastwebside.com

@ermartinezd

Un comentario

  1. Ninguno de los gobiernos anteriores al CHAVISTA, respetò los DD.HH.,no me lo contaron lo viví…toda la época de la 4a., República fue suspendida las garantías durante 45 años. No hubo presos políticos, porque los desaparecí an. Hoy los «políticos presos» son candidatos a las elecciones presidenciales, andan libres robando las reservas y propiedades de Venezuela…es mentira?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *