Controles de gobierno venezolano destruyen economía. José Toro Hardy

Los controles cada vez más exhaustivos que aplica el gobierno venezolano en su tránsito hacia el socialismo aceleran la destrucción de la economía local, denunció hoy el economista y experto petrolero José Toro Hardy.
Estos controles finalmente se traducirán en más empobrecimiento, inflación, desempleo, corrupción y devaluación, dijo el ex directivo de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y ex director del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico (Cedice).
Advirtió que el presidente Hugo Chávez pretende atender la demanda de bienes y servicios que requiere la sociedad, endeudándose, expropiando empresas, exacerbando el gasto público y aumentando las importaciones de comida, aunque ésta se pudra en los puertos.
Cree el presidente que si aumenta el gasto público, el pueblo se sentirá mejor. La realidad es que quien reciba un mayor ingreso, procurará comprar más bienes y si estos escasean, el resultado será que habrá más dinero tratando de comprar menos bienes, agregó.
El gobierno estima que puede controlar la situación mediante la Ley de Costos y Precios Justos y ha señalado que aunque se incremente el circulante, los controles impedirán que las empresas suban los precios, sin importarle que éstas vayan a la quiebra.
Ese tipo de controles ha fracasado en todo el mundo y en todas las épocas y sería bueno que alguno de los ministros estudie las consecuencias que tuvo en el Imperio Romano el Edicto de Precios Máximos de Diocleciano (año 301 de la era cristiana), recordó.
Toro Hardy agregó que las distorsiones que experimenta un sistema económico son más profundas y tienen repercusiones sociales más negativas, en la medida en que sean más complejas las políticas de controles y regulaciones que se apliquen en un Estado.
Consideró que el Estado debe impedir y frenar la discrecionalidad de los funcionarios públicos encargados de ejecutar estos controles, incluyendo de manera muy particular la del presidente Chávez.
El experto señaló que las últimas medidas económicas implementadas por el gobierno, como la ley de Costos y Precios Justos, contribuirán a incrementar la inflación, que a estas alturas ya es galopante y que, por esta vía, concluirá en hiperinflación.
Venezuela cerró 2011 con una inflación del 27.6 por ciento, una de las tasas más altas del mundo, según datos oficiales.ç
El daño que los ministros de Hugo Chávez le están haciendo a la economía y al pueblo, con la aplicación de una ley diabólica, hará que los mismos pasen a la historia como los peores gobernantes que hemos tenido, concluyó Toro Hardy.
Fuente: Notimex

Deja un comentario