Cavidea pide revisar orden de distribución de alimentos del Gobierno

cavidea-sunagro-crisis “La Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea) tiene una orden emanada de la Superintendencia Nacional Agroalimentaria (Sunagro) que los obliga a desviar productos a las redes públicas. Esta normativa cambia toda la forma de distribución. Se trata de que miles de trabajadores, dueños de empresas y locales, no van a recibir mercancía. Los consumidores se van a ver obligados a más tiempo en las colas y se favorece al bachaqueo”.

Así lo señaló este lunes, en rueda de prensa, el presidente de Cavidea, Plabo Baraybar, quien estimó que la medida perjudicará al consumidor, pues este tendrá que desplazarse a una cifra mucho menos de expendios de alimentos. “No solo hay más de 80 mil puntos comerciales que van a tener problemas de abastecimiento, sino que el consumidor va a tener que asistir a pocos locales para conseguir esta mercadería”, indicó.

Redistribución generaría desabastecimiento en sitios de compra más frecuentes

El máximo portavoz de Cavidea destaca que la medida tendría un fuerte impacto, pues son los centros comerciales privados los más habituales para las compras de la ciudadanía: “Entre los supermercados cadena y supermercados independientes, más abastos e hipermercados, está el 78% de los sitios donde compran los consumidores”.

“En el sistema de distribución privado tenemos ubicado a cada uno de los 113 mil clientes (establecimiento de expendio de alimentos), su posición y en qué sitio están. En el municipio Libertador, hay 1333 puntos de venta en total. Por cada punto de venta se puede atender hasta 1458 personas. Si desviamos esta mercadería a las redes públicas, donde hay 5 puntos de venta, de PDVAL y Bicentenario, cada punto de venta va a tener que atender a 380.000 personas”, destacó Baraybar.

De no corregirse la resolución, los consumidores tendrán menos opciones de lugares de compras y deberán desplazarse mayores distancias para adquirir los insumos.

Más bachaqueo

“Es una medida que generará más colas en los comercios. La medida tampoco resuelve el problema del bachaqueo. Por el contrario lo agrava, ya que destina la mayor cantidad de la mercadería a los puntos donde el bachaquero compra en mayor proporción sus productos”, indicó Baraybar.

Recientemente, el director de Datanálisis, Luis Vicente León, ofreció una explicación para entender por qué Mercal, por ejemplo, registra mayor nivel de escasez en anaqueles y mayor penetración de los revendedores en el mercado negro. “Mercal ha sido atacado por los bachaqueros, porque como tú tienes una concentración de productos, además obligado, ¿qué termina ocurriendo?, que al bachaquero le resulta más eficiente ir a Mercal, porque puede conseguir cuatro o cinco cosas, mientras que si hace una cola en un supermercado normal, a lo mejor consigues azúcar ese día, pero más nada. Entonces, la cola en Mercal, es más eficiente para un bachaquero”.

Repercusión negativa en el sector laboral

“La actividad y distribución de alimentos en el país genera miles de puestos de trabajo. El sector incluye en choferes, ayudantes de camiones, despachadores, fuerza de venta, operadores de almacén y centros de distribución. La orden de desviar productos a la red pública emitida por la Sunagro implica una transformación completa en el sistema de distribución”, indica el presidente de Cavidea.

“Actualmente los camiones cargan productos como harina, leche, azúcar, aceite, etc. y va combinado con otro tipo de productos. En el momento en el que retiramos del sistema de distribución los productos de más volumen, que son estos que referimos, pues se va a hacer muy difícil atender a los clientes pequeños, va a ser muy difícil atender a todos los clientes. Miles de trabajadores van a verse afectados, así como dueños de camiones, dueños de locales, que no van a recibir este tipo de mercadería”, destaca Baraybar.

Solicitan la revisión técnica de la medida

La industria de la alimentación urge la corrección de la medida. “Hemos enviado cartas a la Sunagro, sobre la importancia de tener unas reuniones técnicas. Porque esto no es una decisión técnica. Acá no ha habido un análisis técnico, preciso, de las consecuencias que esto tiene. Nosotros le estamos dando ahorita unos números de lo que ese implica. Creemos que es necesario una reunión, en la cual los técnicos en distribución expliquen el efecto que puede tener una decisión de este tipo”.

Según el portavoz de Cavidea, de materializarse la resolución habrá locales donde no va a poderse atender la demanda, porque sencillamente no se va a poder cubrir el costo de distribución: “Al retirar los productos esenciales de un sistema de distribución, es muy difícil pagar el costo de un camión para hacer ese trabajo. Entonces sí va a haber una afectación económica, sobre todo para los clientes (puntos de venta), que no van a poder recibir toda la mercadería que necesitan”.

“La Cámara Venezolana de la Industria del Alimento ha solicitado una reunión con carácter de urgencia a las autoridades, para profundizar en estos aspectos y poder explicar el impacto que significa desviar la producción solamente, en una proporción muy grande, a los sistemas públicos comerciales”, indicó.

La verdadera solución: producir más y a precios justos

“Lo primero que necesitamos es privilegiar la producción nacional, insistimos en la producción nacional, porque somos más eficientes que las importaciones. Por cada dólar que se importa, la industria nacional es capaz de producir cinco veces más. Necesitamos accesos oportunos a las materias primas e insumos importados”, señaló el portavoz de Cavidea.

“La respuesta de Cavidea siempre ha sido ‘hay que impulsar la producción nacional’. Si no producimos más, pues siempre va a faltar. Tenemos que producir más, la red pública tiene que producir más, llegar al cien por ciento de su producción. Nosotros estamos dispuestos a colaborar con lo que sea necesario para lograr ese cien por ciento en la red pública y nosotros proponemos que se nos permita, a Cavidea y a todas las industrias de alimentos de Cavidea, poder llegar a producir cien por ciento. Podemos incrementar nuestra producción en 30%, sencillamente recibiendo los permisos necesarios para traer la materia prima”, indicó el presidente del organismo.

“Tenemos una serie de líneas paralizadas. En este momento, las empresas que conforman Cavidea podríamos producir hasta 32 % más, si tuviéramos disponibles las materias primas. Lo único que se necesita es materia prima, porque tenemos a la gente, tenemos a las máquinas, tenemos el sistema de distribución. ¿Qué necesitamos? Materia prima. También se necesita un precio justo. Necesitamos que se ajusten los precios. Los precios no pueden estar meses sin ajustarse, en una economía con la inflación que tenemos en este momento”, señaló.

“Tenemos una deuda de 1400 millones de dólares, ya acumulada.  Si nosotros entendemos que fue asignado a la vicepresidencia alimentaria 8 mil millones de dólares para resolver los problemas de alimentación, pues con el 18% de ese monto podemos resolver todos los problemas de la industria nacional de alimentos y ponerlos a producir 32% más. Entonces, nuestra solicitud siempre ha sido: ‘por favor, destinen, de esos 8 mil millones para este despacho, un 18% para resolver los problemas de la red privada”, concluyó el presidente de Cavidea.

Fuente: Prensa MUD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *