Biden decreta el “Compre Made in USA”

Spread the love

El presidente estadounidense, Joe Biden, firmó el lunes una orden ejecutiva para aprovechar el poder adquisitivo del gobierno de Estados Unidos, el mayor comprador individual del mundo, a fin de incrementar la fabricación nacional y crear mercados para nuevas tecnologías.

“No creo que la vitalidad de la industria estadounidense sea una cosa del pasado»,  observó Biden al firmar el decreto durante un acto en presencia de la prensa en la Casa Blanca. “Ahora vamos a reconstruir la columna vertebral de la economía estadounidense».

El texto del decreto dice, según un comunicado divulgado por el Gobierno, que con la iniciativa ‘Buy American’ la administración Biden busca que «el futuro de Estados Unidos sea hecho en Estados Unidos por todos los trabajadores estadounidenses».

«Estados Unidos —argumentó el mandatario— no puede quedarse al margen de cara al futuro. Nuestros competidores no esperan. Para garantizar que el futuro sea hecho en Estados Unidos, debemos asegurar no solo los empleos de hoy en día, sino también los empleos y las industrias del futuro».

La orden ejecutiva que firmada por Biden está destinada a cerrar las lagunas en las disposiciones existentes de la meta «Compre productos estadounidenses», que estructuran los 600.000 millones de dólares en bienes y servicios que el gobierno federal compra cada año, haciendo que las exenciones sean más transparentes. Para garantizarlo, será creado un alto cargo que supervise el proceso en Casa Blanca.

«Hoy, mientras muchas empresas estadounidenses están al borde de tener que cerrar sus puertas debido a las crisis que enfrenta nuestro país, el presidente Biden firmará una Orden Ejecutiva para apoyar a los fabricantes, empresas y trabajadores a fin de garantizar que nuestro futuro se haga en Estados Unidos con los trabajadores estadounidenses», argumentó la Casa Blanca en su comunicado.

Continuismo proteccionista

Este proyecto, que bebe de la política proteccionista del expresidente Donald Trump, fue esbozado por el demócrata durante su campaña. Sin embargo, Biden quiso hoy dejar clara las diferencias asegurando que la Casa Blanca revisará algunos agujeros legales y llevará un control estricto de las exenciones.

«Con esta orden, el presidente Biden se asegura de que cuando el gobierno federal gaste dólares de los contribuyentes, los trabajadores estadounidenses los gasten en productos fabricados en Estados Unidos y con componentes fabricados en Estados Unidos», dice el texto.

La Casa Blanca subrayó que esta orden ejecutiva busca «cerrar las lagunas que permiten a las empresas exportar la producción y los empleos al exterior, sin dejar de calificar para las preferencias nacionales».

Va dirigido a beneficiar «tanto pequeñas como grandes» empresas. El comunicado indica que las inversiones ayudarán a crear «empleos bien remunerados y a reconstruir mejor nuestra economía para que todos tengan una oportunidad justa en la clase media».

La iniciativa se inserta en un compromiso más amplio del gobierno de Biden de «aumentar las inversiones en las industrias manufactureras y los trabajadores (…) El presidente está comprometido a trabajar de forma bipartidista para avanzar en este trabajo».

La Casa Blanca afirma en el comunicado que el proceso que ha comenzado el lunes «garantizaría que estemos utilizando las adquisiciones en el futuro de una manera que realmente desarrolle la capacidad nacional, particularmente en aquellas áreas donde tenemos necesidades y vulnerabilidades económicas o de seguridad nacional agudas».

Fuente: VOA

Deja un comentario