Aquí todo el mundo llevará su ración de palo cochinero

Spread the love

Por Eduardo Martínez

Este jueves 28 de octubre se dará inicio a la campaña electoral para las elecciones municipales y regionales del 21 de noviembre. Si nos atenemos a lo que ha señalado el Consejo Nacional Electoral (CNE), todo está listo para el “gran día” electoral. Aunque con la gran desconfianza que invade a los venezolanos, debemos preguntarnos ¿listo para qué y para quiénes?.

Hay varías posibles respuestas para estas preguntas. Todo depende de las posiciones asumidas con anterioridad.

Asi que tenemos a unos políticos que todo está lista para que el régimen Maduro las ganas y se legitime. Otros, mantienen que con ese 80% de rechazo al régimen, es la oportunidad de oro para que la oposición obtenga un triunfo. En la onda de la antipolítica, no pueden faltar los abstencionistas puros, que consideran “que les da lo mismo”. Y otros tanto juegan al “voto inteligente”, para demostrar la deslegitimación del régimen.

¿Quién tiene la razón? …. Todo va a depender si la gente acude a votar o se queda en su casa.

Aunque no debería extrañarnos que cada quien diga – dependiendo del porcentaje de abstencionistas- que ellos ganaron.

Sin embargo, lo importante es que nos demos cuenta que todos estos razonamientos son productos de los dirigentes políticos, hayan inscritos candidatos o se hayan abstenido.

Por lo tanto, la pregunta es ¿qué piensan los electores? Esos que con sus votos o abstención deciden.

Unos resultados parejos, serían una derrota para los políticos. Ahora, ¿un resultado en ese sentido favorecería a los venezolanos?.

Probablemente no favorecería a nadie. Continuaría el deterioro. Seguiría deslegitimándose el régimen, y quedaría en entredicho la oposición que va todas las semanas a la Asamblea Nacional, y también la que cada 15 días viaja a México.

A menos de cuatro semanas para el 21-N, pensar a esta altura en una oposición con candidatos unitarios, suena más que un sueño, una pesadilla.

En esta situación, aunque siempre estamos esperando un milagro, pareciera que aquí todo el mundo llevará su ración de palo cochinero. Hasta los que aparezcan como ganadores en el anuncio irreversible de la noche electoral.

editor@eastwebside.com

Deja un comentario