18 Crónica de guerra: El factor Goldman Sachs

Spread the love

Por Eduardo Martínez

En las guerras aflora lo más abyecto de la naturaleza humana. Por eso existe la especulación y el mercado negro, de la mano de individuos que se aprovechan de los restos humanos que quedan en los campos de batalla. Compitiendo de esta manera con las aves carroñeras o rapiñas.

Cuando ya sobrepasan de 60 los asesinados, las bajas de esta guerra no convencional que se libra en Venezuela, se pudo conocer que fueron negociados bonos venezolanos por un precio facial de 2 mil 800 millones de dólares a precios de gallina flaca. Pagaron menos de 900 millones, el 31% de lo que cobrarán en unos años al vencimiento de dichos bonos.

La prensa financiera internacional, en Nueva York y Londres, se hizo eco de inmediato de lo que consideran un escándalo. Y las autoridades bursátiles de Estados Unidos se vieron forzados a abrir una investigación, suspendiendo a un corredor -que al parecer- es venezolano y empleado de Morgan Stanley por haber violentado presuntamente el código ético.

A raíz de esta sospechosa transacción, en los medios financieros los bonos venezolanos han comenzado a llamarse “bonos del hambre”. Aunque lo más interesante son las dos versiones que los corredores sospechan de lo que pudo haber ocurrido.

En un primer momento, se pensó que de manera poco ortodoxa –por no decir ilegal- habría sido probablemente el propio Banco Central de Venezuela quien entregó los bonos en cuestión; sin embargo, al pasar de los días que han sido pocos, ha tomado cuerpo la presunción de que empresarios de los llamados “enchufados” han sido protagonistas del ilícito financiero, ya que habrían triangulado esa operación para lavar dinero en cooperación activa y presunta de funcionarios venezolanos.

Esta segunda versión surgió, a raíz de una celebración en los últimos días en un chalet de la isla caribeña de St. Bart, donde se habrían congregado quienes se habrían igualmente repartido las comisiones respectivas. Lo que se estima rondaría los 50 millones de dólares.

Junio 4, 2017

Deja un comentario