Venezuela: Una sociedad de etiqueta

Spread the love

Por Eduardo Martínez

Gradualmente, la vida social del venezolano se ha ido transformando en una sociedad de etiqueta. No precisamente porque las damas vistan traje largo, y los caballeros lleven traje negro, con camisa blanca almidonada, y una corbata de pajarita. Ya nadie prácticamente viste de esa manera.

Mucho antes de que se difundiera en el mundo el término bullying, los venezolanos utilizábamos la palabra “chalequeo” para describir esa actitud de algunos muchos contra unos pocos.

Con el uso continuado del chalequeo, se termina transformando casi siempre en un acoso psicológico que puede llegar inclusive al acoso físico.

Si bien el uso de los términos, en ambos casos, ha sido aplicado en el ámbito escolar, su práctica se ha venido extendiendo a todos sectores de la sociedad.

En épocas recientes, en Venezuela fue Hugo Chávez quién aplicó el chalequeo a sus adversarios políticos. “Escuálidos”, “Frijolito”, “Pelucones”, son tres de los términos que acuñó en su ejercicio presidencial para minimizar y desprestigiar, tratando con llevar la acción al terreno de la burla popular.

En el léxico más moderno de las redes sociales, podemos decir que estamos en presencia de una estrategia comunicacional que busca viralizar el desprestigio de las personas a través de la colocación de “etiquetas” o “hashtags”.

De esta manera en Venezuela se etiqueta a una persona, grupo de personas o ideas con adjetivos denigrantes.

Ahora bien, no se puede dejar de lado que etiquetar a las personas sea también utilizado para posicionar el perfil público de personas. Pero eso es otra cosa.

editor@gmail.com

Deja un comentario