Papa Benedicto XVI renunciará el 28 de febrero

Spread the love

La Santa Sede confirma que el papa Benedicto XVI dejará el liderazgo de la iglesia católica el 28 de febrero.

El Papa anunció su decisión en latín durante una reunión de cardenales en el Vaticano y tomó por sorpresa a muchos que consideraban que si bien su salud se había deteriorado, hechos como la apertura de una cuenta de Twitter señalaban muchos planes por delante.

De acuerdo a un comunicado divulgado que recoge lo dicho por el pontifice, la salud del jerarca es la razón para el retiro aunque no habla de ninguna enfermedad en particular.

Benedicto XVI, quien cumplirá 86 años en abril, dijo que dimitía con plena libertad y que considera que su delicada salud no le hace la persona adecuada para continuar en el cargo.

Enfatizó que sacar adelante las responsabilidades de su cargo requiere «tanto de fortaleza mental como física».

«Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he  llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino. Soy muy consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, debe ser llevado a cabo no únicamente con obras y palabras, sino también y en no menor grado sufriendo y rezando»

Es la primera vez en 600 años que un Papa renuncia a su cargo. El último fue el papa Gregorio XII.

Un portavoz del Vaticano anunció que el nuevo Papa sería elegido para finales de marzo y que Benedicto XVI no participaría del cónclave encargado de elegir a su sucesor.

Según el portavoz Federico Lombardi todavía no se ha convocado a los cardenales que integrarían el cónclave y que tras su dimisión, el entonces ex Papa se trasladará a una

residencia de verano cerca de Roma. Luego, vivirá en un ex monasterio dentro del territorio del Vaticano.

El pontífice señaló que era «plenamente consciente de la gravedad de su gesto» aunque su decisión recordó la forma en que su antecesor, el papa Juan Pablo II, enfrentó ese mismo dilema.Juan Pablo aceptó su vejez y sus limitadas capacidades como una señal de los tiempos en que la gente vive más y quiere hacerlo con dignidad.

Pero Juan Pablo terminó su papado hospitalizado varias veces y prácticamente incapacitado para caminar y hablar.

Es la primera vez en 600 años que un Papa renuncia a su cargo. El último fue el papa Gregorio XII.

Fuente: VOA

Deja un comentario