Palabras del Obispo de Margarita en la celebración del Día de la Virgen del Valle

Spread the love

Monseñor +Fernando Castro Aguayo, Obispo de Margarita, con motivó de la celebración del Día de la Virgen del Valle, preparó una Homilía en la cual abordó lo divino y lo mundano.

En referencia al tiempo que nos toca vivir, el Obispo de Margarita señaló que: “Estamos abrumados por la pandemia del COVID 19. Vemos como esta enfermedad afecta fundamentalmente a médicos, enfermeras y enfermeros, personal paramédico de apoyo, personal de distribución de alimentos y farmacéuticos, limpiadores, cuidadores, transportistas, efectivos de seguridad, sacerdotes, gente toda que tiene un denominador común: ante el miedo de la infección han reaccionado con precaución dando la propia vida. Aquí en Nueva Esparta lloramos la partida de insignes servidores de la salud, de prevención y del personal de seguridad”.

En la parte conclusiva de la Homilía, Monseñor Castro señaló que “Estamos en momentos cruciales. El tiempo de pandemia y pos pandemia son momentos de acomodo y de buscar caminos nuevos. Jesucristo siempre es una “novedad”. Para sacar adelante un nuevo modo de vivir, un reordenamiento social más articulado y creciente; para volver a revitalizar el trabajo, para organizar la vida del país costará mucho”.

Asimismo, afirmó que “Todos debemos ser actores y promotores. La fe en Jesucristo, la pertenencia a la Iglesia no da una solución inmediata a los problemas. Sin embargo, cuando nos llenamos de amor de Dios, buscamos la fuerza en la Eucaristía, y tratamos de ser íntegros y honrados, todo nuestro desempeño personal y comunitario será una piedra firma que ponemos en el camino”.

“La Virgen del Valle nos quiere emprendedores, inconformes y atentos para huir del peor virus que es el egoísmo, el empoderamiento, el personalismo, el “yo puedo solo”, subrayó.

Adelantando que los “Pasos en cuanto una acción de conjunto, ya los está dando la Iglesia, corresponde a cada uno con la sabiduría de Dios y la fortaleza para resistir y emprender y caminar hacia delante”.

Para el Obispo de Margarita, el “No teman” son palabras en boca de Cristo. Añadiendo que “La Virgen del Valle será luna en las noches oscuras y sol radiante para iluminar todos los aspectos de la nueva vida que nos toca”.

Y recordando que, como dice su himno: “La ama el nauta que el mar atraviesa, y el labriego en su pobre heredad (…) los que luchan con brava entereza; los que sufren con blanda humildad”. La amamos todos.

Proclamando finalmente, en estos aciagos momentos: “Llévanos a Jesucristo y cúbrenos con tu manto de amor maternal”.Para leer la HOMILIA de Monseñor Fernando Castro Aguayo, hacer click en el siguiente enlace:

HOMILIA FIESTA DE LA VIRGEN DEL VALLE 2020

Fuente: Obispado de Margarita

Deja un comentario