Los resultados “irreversibles” de la inflación calculada por el BCV

Spread the love

Por Eduardo Martínez

Luego de años de ausencia de las estadísticas del Banco Central de Venezuela (BCV), este miércoles aparecieron las estimaciones del Indice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) para el mes de marzo. No sabemos qué es más sorprendente, si la rapidez -luego de un largo letargo- o la cifra que se ubicó en 1,4%.

Un porcentaje que no pasa la prueba ácida de una rápida revisión de la cartera de los consumidores. Lo que admite la pregunta, ¿si no fueron los aumentos de precios, qué fue lo que vació las carteras en marzo?

En un país donde se viene arrastrando un proceso hiperinflacionario por varios años, bajar la inflación al 1,4% cuando el índice anualizado se estimaba en miles de porcientos, raya en la temeridad bajar tanto el índice en unos pocos meses. Más aún cuando no existen políticas económicas claras para esa disminución de los aumentos.

Sin producir prácticamente nada, con una expansión de bodegones que venden productos importados, con desinversión industrial, que en pocos años llevó de 12 mil a menos de 3 mil industrias, el índice anunciado por el BCV no puede ser menos que calificado de “irreversible”. Un termino acuñado en otro sector de la hegemonía del régimen, por la inefable ex presidenta del CNE.

Razón tiene el economista cubano Jorge Sanguinetti cuando lapidariamente señala que los gobiernos autocráticos, o con vocación de serlo, “no maquillan las estadísticas. Las inventan”.

En un país que faltan tantas cosas, por lo visto se suma ahora la falta de seriedad al listado de faltantes.

editor@eastwebside.com

Deja un comentario